Discriminación y tolerancia, temas tratados en Rigoberto entre las ranas

  • Se celebró el Día del Niño en la UAM Azcapotzalco

POR MARÍA GUADALUPE SALAZAR MONDRAGÓN

Escrita por Jorge Ibargüengoitia, la farsa en un acto Rigoberto entre las ranas, resultó amena y aleccionadora para los niños, hijos de los trabajadores de la UAM Azcapotzalco. La Plaza de la Cultura fue el espacio donde se desarrolló esta puesta en escena, con títeres manipulados por los integrantes del Taller de Teatro Universitario (TUT), a cargo del profesor Juan Pablo Villalobos.

En este programa —dedicado a la celebración del Día del Niño— se incluyó también el acto humorístico de un dueto de clown y la participación del cuentacuentos Emmanuel Bonilla, caracterizado esta vez como “El nahual”.

La historia de Rigoberto entre las ranas versa sobre la experiencia de un niño que sufre discriminación entre sus pares debido a su nombre y a los prejuicios de los niños intolerantes con los que convivía. Convertido en anfibio por una especie de magia, entre las ranas Rigoberto recupera su autoestima y encuentra la amistad sincera de una niña, quien finalmente lo regresa de nuevo al mundo que le corresponde. Recupera su identidad y gana la amistad de otros infantes que sin prejuicios lo aceptan.

           Los temas de discriminación, equidad y tolerancia son abordados por Ibargüengoitia de una forma tan natural como la viven los niños, de modo que la reflexión infantil es prácticamente inevitable. Al final de la representación, el director de este Taller de Teatro de la UAM-A propició la interlocución con los menores, quienes fueron muy participativos:

—¿Les gustó a obra?, ¿le fue difícil a Rigoberto conseguir amigos? —preguntó el profesor-.

            —¡Sííiííí! —corearon los niños.

—¿Sufrió discriminación?

—¡Sííiííí!

—¿Qué aprendió de las ranas?

—¡Tolerancia!, ¡respeto!, ¡amistad! —coincidieron, y algunos lo expresaron al mismo tiempo-.

Finalmente, los integrantes del TUT subieron al escenario a dar las gracias y se escuchó la ovación espontánea de los niños.

Anuncios
Publicado en Notas Preliminares Aleph | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

La licenciatura en Administración en la UAM-A, entre las mejores del país

  • Cierta tecnología apunta a magnificar la explotación: Jesús Ramos García

POR JUAN MANUEL TIRADO JUÁREZ

Desde hace varios años, la licenciatura en Administración que se imparte en esta sede académica es reconocida por la calidad de sus planes de estudio y de sus egresados. Por segunda ocasión ha sido incluida entre las diez mejores licenciaturas que se imparten en México, esto de acuerdo con el ranking Mejores Universidades 2018, organizado por el diario El Universal. Recientemente, esa carrera —adscrita a la División de Ciencias Sociales y Humanidades— obtuvo el Reconocimiento de Reacreditación otorgado por el Consejo de Acreditación en Ciencias Administrativas, Contables y Afines, A. C. (Caceca, A.C.), para el periodo que va del 9 de marzo de este año al mismo día de 2023, informó el doctor Jesús Manuel Ramos García, coordinador de la disciplina.

            El Caceca es la entidad autorizada por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (Copaes), para realizar las acreditaciones de las carreras de nivel superior. Para otorgarla a a la licenciatura en Administración de esta Unidad se revisaron aspectos como el plan de estudios, la calidad académica y el nivel de investigación, los contenidos de las materias y la bibliografía que se maneja a lo largo de la carrera, entre otros.

            La valoración también comprende la infraestructura con la que cuenta la Unidad Azcapotzalco para apoyar a sus propuestas educativas —que abarca las aulas, los laboratorios, los centros de cómputo, la biblioteca (una de las mejores a nivel nacional)— así como la oferta de actividades culturales y deportivas, lo que dota a los alumnos de una formación integral.

            Respecto al tema de la vinculación —comprendido también entre los puntos que se consideran en la evaluación—, el coordinador de la licenciatura resaltó el alto compromiso de la UAM y de la carrera de Administración con la sociedad. Resaltó una de las más recientes colaboraciones que se han entablado con la Delegación Azcapotzalco a fin de impulsar cursos dirigidos a pequeños y medianos productores, empresas familiares, colectivos pequeños y organizaciones micro.

            Para Ramos García es relevante que en el proceso de reacreditación se obtuvieran 900 de mil puntos (máximo puntaje a obtener), lo que —según manifestó el equipo de Caceca— no había sido alcanzado antes por otras instituciones educativas. A la par de las elevadas calificaciones, el organismo hizo una serie de observaciones que de inmediato se empezaron a atender, con la intención de mejorar diversos aspectos como “la necesidad de elevar la calidad académica y la investigación”, la actualización de los programas de estudios (en lo que ya se trabaja), incorporar casos prácticos, como apoyar a empresas actualmente con problemas, por ejemplo.

            Actualmente, esta licenciatura cuenta con mil 200 alumnos y en el pasado proceso de selección 2 mil 500 aspirantes intentaron acceder a ella, pero sólo 150 fueron aceptados, lo que la hace la segunda más demandada en esta Unidad. Respecto a la eficiencia terminal, indicó que a lo largo de los poco más de 40 años que tiene la UAM-A, han egresado 6 mil 705 administradores, de los cuales poco más de 5 mil se han titulado, y de cada diez alumnos que inician sus estudios, siete los completan en el plazo de 12 trimestres. “Somos la carrera con mayor número de egresados y titulados”, subrayó

            Sobre los lineamientos que hacen que esta licenciatura sea diferente a la ofrecida en otras universidades del país, señaló que desde otras perspectivas se ve a las personas como objetos o como recursos, y desde la óptica de “nuestros profesionales son considerados sujetos”. Aquí, resaltó, se cuestionan los enfoques tradicionales de la Administración, aquellos que anteponen las ganancias y los beneficios económicos a la gente y a las organizaciones. En la UAM-A se proponen alternativas en donde las personas se vuelven indispensables pues son la base de toda organización, además de enseñarles a respetar los recursos naturales, el planeta y la vida, puntualizó. “Aquí no se privilegia una perspectiva antiética que maximice las ganancias a costa de lo que sea, sino que la apuesta es por una administración para la gente, para el bien de todos”. Los egresados son formados con “un pensamiento crítico, justo, igualitario.

            “Nuestros alumnos son formados con ese talante crítico pero humanista pues son una especie de solucionadores de problemas de la sociedad; los beneficios de su actuación deben ser para la colectividad”, consideró. Desde esa perspectiva, los administradores son capaces de generar desarrollo, “reducir la pobreza”, incentivar la economía de las personas pero también —en un rango más amplio— participar activamente en la “planificación para el desarrollo en términos de políticas públicas”. Mediante una organización pública pueden detonar “el desarrollo en alguna región”, aseguró.

            Al referirse al impacto que la tecnología ha ocasionado en los diversos ámbitos de la vida y los riesgos de que aquella pueda contribuir al desplazamiento de las personas en los procesos productivos, refirió que los capitales empujan ciertas tecnologías y conocimientos científicos alejados de los intereses de la sociedad que de alguna manera no son éticos pues apuntan a magnificar la explotación y, en el terreno del uso de la naturaleza —como es el caso de los transgénicos—, los empujan por intereses particulares.

            Respecto a los programas de computación (el software), que de alguna manera invaden y pueden llegar a desplazar el quehacer de los profesionales en muchos campos del conocimiento, hizo una distinción: si bien ayudan en cuestiones administrativas, por otro lado apuntan a reducir los costos y a incrementar las ganancias, por lo que llamó a revalorar la situación, a entrar en un debate fuerte, pues en gran medida el software o alguna rama de la tecnología, apunta a reemplazar el trabajo humano. Son diseñados “desde una visión totalmente económica e instrumental” y no para revalorar y reposicionar a las personas.

            El doctor Ramos García remarcó que la reacreditación de la licenciatura a su cargo la consolida y la reposiciona, y refrenda que la UAM es “una de las mejores universidades públicas de México. Entre más comprometidos estemos, podremos ayudar más al país y a la sociedad” a enfrentar los grandes problemas nacionales, concluyó.

Galería de fotos:

Fotógrafo: Jorge Darío Perea Juárez

Publicado en Notas Preliminares Aleph | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Las mujeres son más disciplinadas para estudiar y entregar las tareas

  • Investigadores de la UAM-A analizan, en Las trayectorias escolares en un tablero de serpientes y escaleras, los factores que influyen a los alumnos con mejores resultados

POR JUAN MANUEL TIRADO JUÁREZ

Desde el año 2003, el doctor Adrián de Garay Sánchez, profesor de la División de CSH de la UAM Azcapotzalco, centró su interés en las trayectorias educativas del estudiantado de nivel superior e realizó investigó en torno a diversos espacios educativos. Más tarde, en el 2013, unió esfuerzos con la doctora Dinorah Miller Flores y el maestro Iván Montoya Zepeda, para abordar de manera más amplia esa temática relacionada con los alumnos de esta sede académica. Desde entonces, han analizado cómo llegan y se desenvuelven los estudiantes durante el primer año de la licenciatura. Los resultados de sus indagatorias fueron publicados en el libro Las trayectorias escolares en un tablero de serpientes y escaleras, editado a instancias de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

En términos generales —señala en entrevista con aleph, tiempos de reflexión—, se pudiera pensar que los alumnos llegan a la UAM, realizan sus estudios y los concluyen en tiempo y forma; quienes tienen una trayectoria “normal”, llegan a los 17-18 años y egresan a los 22-23 años. Sin embargo, la situación es muy diferente: encontraron que cada vez son más los jóvenes que realizan recorridos distintos; muchos tienen que dejar la escuela para trabajar y apoyar a sus familias. Desarrollan rutas discontinuas, y heterogéneas; por eso, los especialistas usan la metáfora del conocido juego de “Serpientes y Escaleras”, en donde los participantes suben y bajan acorde a las condiciones que se les van presentando.

Cuando arriban a la Universidad, el 70 por ciento llega con una trayectoria previa sin mayores retrasos, pero hay un 30 por ciento que en algún momento suspendió sus estudios por cualquier razón; además, están los que no aprobaron el examen de selección la primera vez y lo presentaron varias veces hasta pasarlo.

La investigación plasmada en el libro, subraya, se centró solo en el primer año de licenciatura con la idea de continuar abundando en lo que sucede con varias generaciones en los siguientes tres años. A lo largo de su trabajo, el equipo encabezado por De Garay —egresado de la carrera de Sociología por esta sede académica—, encontró que existen diversos factores que influyen para que el estudiantado tenga un mejor desempeño durante el ciclo inicial. Para la recolección de los datos, los tres investigadores (con el apoyo de un ayudante) aplicaron cuestionarios a todos los alumnos que ingresaron en el trimestre 13-O y cuando cumplieron un año de haber sido admitidos, el 14-O. Emplearon métodos estadísticos complejos para detectar los factores que inciden en ese primer año escolar, y las respuestas arrojaron luz para identificar por qué unos aprobaron todos sus créditos a tiempo, en tanto que otros no.

            Detectaron que uno de los factores que más influye sobre el comportamiento de los alumnos en ese primer año, es el hecho de ser mujer, una constante en las observaciones realizadas también en otras instituciones. Ellas avanzan de mejor manera, “son más disciplinadas, estudian más”; además de que dedican más horas al estudio, cumplen con las tareas y “aprueban sus materias”. Entonces, cabría preguntar sobre qué iniciativas se podrían tomar para que la población masculina asuma una ruta similar. A las mujeres, a las que tienen hijos, informa, se les otorgan becas de Conacyt y también pueden buscar las becas de manutención que da el gobierno federal para todos los matriculados en educación superior. Otro factor que pesa en la trayectoria de los alumnos es el tiempo que invirtieron en cursar el bachillerato, nivel en donde ocurre la mayor deserción.

Los investigadores cuentan con el apoyo de diversas instancias, como la Dirección de Sistemas Escolares de Rectoría General, que les proporciona información del Archivo General de Alumnos para conocer el puntaje obtenido en el examen de selección y las materias en las que se inscriben, entre otros datos; de las coordinaciones de Sistemas Escolares y de Servicios de Cómputo, para la aplicación de la encuesta vía presencial y por Internet, respectivamente, y de la Coordinación de Planeación, para difundir el ejercicio.

El experto en temas de educación superior —jefe del área de Sociología de las Universidades, del Departamento de Sociología— añade que un rubro importante son los puntajes obtenidos en el examen de selección, pues quienes logran los mejores tienen más probabilidades de avanzar en sus estudios sin mayores sobresaltos. Si ese examen da indicios para vislumbrar el posterior desarrollo del alumnado, entonces, reflexiona, habría que ver lo que hace la UAM para tomar en cuenta ese indicador. Por ejemplo, en la División de Ciencias Básicas e Ingeniería (CBI)se ha impulsado un trimestre de nivelación académica (que incluye cursos y talleres) para quienes lo requieran y con ello estén en mejores condiciones de afrontar los siguientes niveles.

La valoración que los alumnos tienen por parte de su familia, también es importante: si su familia valora el hecho de que estudien en la UAM, ello se convierte en un aliciente. Otro factor a tomar en cuenta es la División en la que cursan sus estudios: tienen más probabilidades de terminar de manera más regular el primer año si están inscritos en CyAD que en CBI o CSH.

El maestro en Comunicación por la Universidad Iberoamericana y en Ciencias Antropológicas por la Unidad Iztapalapa, en donde también obtuvo el doctorado en esa rama del conocimiento, señala que quienes cumplen con sus tareas a tiempo, asisten a clases regularmente y acuden con sus profesores a asesorías, tienen mayores probabilidades de terminar bien ese primer ciclo. Además, el hecho de acudir a actividades culturales externas —ir al cine, al teatro, a exposiciones, a un taller de danza, etc. —, estructura un camino más fructífero en ese primer año.

Recuerda que durante su gestión al frente de la rectoría de la Unidad —en el periodo 2005-2009—, se impulsaron actividades culturales externas e internas. Ello porque sus estudios previos mostraban que esa oferta ayudaba a disminuir la deserción pero, con el paso del tiempo (con base en las recientes investigaciones que ha realizado el equipo), la situación cambió; ahora, en los resultados favorables de los estudiantes tienen mayor peso las actividades externas.

El trabajo desplegado por el equipo comandado por De Garay Sánchez es una radiografía de una etapa, y aunque en el libro no se hacen propuestas, los resultados vertidos en sus páginas son de gran valía para atender las problemáticas y que las instancias encargadas del rumbo de la UAM puedan sopesar y aprovechar.

Para realizar la investigación de este libro presentado en noviembre pasado en la Feria Internacional del Libro celebrada en Guadalajara, Jalisco, se acopiaron 80 bases de datos que acompañaron el transcurso de diversas generaciones —casi desde principios de este siglo, y están disponibles para quien las requiera.

Al plantearle si los resultados obtenidos pudieran ser útiles para hacer mejoras, por ejemplo, a los planes de estudios, resalta la ausencia de una política institucional que “retome los estudios que producimos para el conocimiento de nuestros estudiantes, con el objetivo de llevar a cabo acciones y políticas institucionales”. Además hay expertos en esta Unidad y en las de Xochimilco e Iztapalapa que también se han enfocado a ahondar en la situación de los estudiantes, por lo cual sería pertinente aprovechar, máxime que las autoridades de la UAM reconocen que hay serios problemas en cuanto al egreso y la titulación. Señala que hay universidades como la Autónoma de Querétaro que ofrece guardería para los estudiantes que tienen hijos. Los datos están ahí para quien los quiera retomar, desde sus diversos ámbitos de competencia, subrayó.

No hay una propuesta mayor en materia de educación entre candidatos a la presidencia

Aprovechando su larga experiencia como investigador y experto en materia educativa, se le pregunta si alguno de los candidatos a la presidencia de la república tiene algunas propuestas en ese tema, en especial, con la de nivel superior, y subraya que del único que ha escuchado algo al respecto es de Andrés Manuel López Obrador, que apunta a ofrecer acceso para todos los aspirantes a la universidad, esto ante la problemática que cada año se repite respecto a los alumnos rechazados. Pero no se sabe cómo lo haría, si creando más instituciones o aumentando la matrícula, pues esto se complica porque se contrapone con la autonomía de las universidades, como se lo comentó Jesús Silva Herzog, articulista del diario Milenio, en una entrevista sostenida con el candidato, apunta.

El doctor De Garay informa que hay países como Argentina, en donde existe la obligación constitucional de garantizar acceso a la universidad, aunque ante de entrar a ésta, los aspirantes tiene que tomar un curso propedéutico obligatorio a través del cual “más de la mitad se queda porque no tiene méritos académicos”. Salvo los comentarios vertidos por López Obrador no se ha escuchado una propuesta “seria y consistente”.

Para concluir la plática se le pide su opinión sobre lo expresado por el mismo aspirante a la presidencia quien ha dicho que se dará marcha atrás a la reforma educativa impulsada por la administración de Enrique Peña Nieto. Es una opinión que han compartido los especialistas en el tema, pues se impuso más como “un asunto administrativo y de control burocrático” que como un real plan de reforma. Sí requiere una revisión, pero que recoja la opinión de los verdaderamente conocedores en materia educativa, subraya. En la UAM hay especialistas que pueden hacer aportaciones al respecto, concluyó.

Publicado en Notas Preliminares Aleph | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Félix Beltrán diseña logo de la presencia de la UAM en la edición 2018 de World Design Capital

  • “Leo más de siquiatría que de diseño”

  • Entre sus alumnos en UAM-X estuvo Rafael Guillén, el supuesto “Subcomandante Marcos”

POR JUAN MANUEL TIRADO JUÁREZ

Desde hace algún tiempo, la World Design Organization desarrolla un programa bienal denominado World Design Capital (WDC), con la finalidad de promover el uso del diseño para potenciar el desarrollo económico, social, cultural y ambiental de las urbes a escala mundial. En el 2018, el comité de esa entidad eligió a la Ciudad de México para que a lo largo de este año muestre los logros en los que ha colaborado aquella disciplina con el fin de mejorar la vida de sus habitantes.

           Desde principios de año se han presentado diversas actividades bajo el lema Diseño Socialmente Responsable con la intención de promoverlo así como a “la producción creativa como motores de cambio social, económico y cultural de la comunidad”. Durante dos semanas del próximo mes de junio, la UAM participará con la presencia de las cinco Unidades, principalmente Azcapotzalco, Xochimilco y Cuajimalpa, que imparten licenciaturas relacionadas con esa disciplina.

            Por este motivo, la Coordinación General de Difusión (CGD) de la Rectoría General, encabezada por el maestro Francisco Mata Rosas, con la colaboración de Yhali Oropeza, su asistente funcionario, se dio a la tarea de emprender los trabajos relacionados con el WDC. Para el diseño del logo o marca distintiva de esta casa de estudios en dicha actividad, se puso en contacto con el director de la División de Ciencias y Artes para el Diseño de la UAM-A, doctor Marco Vinicio Ferruzca Navarro, a fin de que éste le encargara al doctor Félix Beltrán Concepción —con una fructífera carrera en ese campo, más de un centenar de premios, jurado en 121 certámenes nacionales e internacionales y medio siglo de labor docente— la creación de dicho logo.

            Una vez que recibió la encomienda, recuerda el doctor Beltrán, realizó más de una treintena de versiones. Siendo un experto formado en la vieja escuela (en donde los proyectos se armaban a mano), le fue necesario recurrir a la maestra Dulce Castro Val, jefa del Departamento de Investigación y Conocimiento para el Diseño, para afinar el proyecto en la computadora. Posteriormente lo puso a consideración de los coordinadores y fue aprobado para acompañar la participación uamita en el WDC.

            Dicho proyecto contempla la participación de diversas instituciones y museos así como exposiciones sobre el diseño y su desarrollo en nuestro país, entre otras actividades culturales. También incluye un programa para “impulsar la vinculación académica y generar una plataforma de colaboración entre universidades, facultades e instituciones educativas de diseño y arquitectura”, informa el citado profesor de la UAM-A. Asimismo, se darán a conocer los “proyectos e iniciativas que se han consolidado dentro del escenario cultural local”.

            En la entrevista con el Profesor Distinguido de la UAM confluyen personajes con los cuales tuvo o mantiene relación, como Fidel Castro y Ernesto Che Guevara —pilares en los que se asentó la Revolución Cubana, que demostró una ruta alternativa para la humanidad—; los escritores Gabriel García Márquez (“Gabo” para sus cercanos), Alejo Carpentier, Ernesto Sábato y el destacado poeta Nicolás Guillén; el Subcomandante Marcos y hasta Steve Jobs.

La camiseta de la UAM la tiene tatuada en el pecho

Con su sencillez proverbial y una memoria privilegiada, el nativo de La Habana y próximo a cumplir 80 años, comparte con aleph, tiempos de reflexión, que su madre, Concepción Beltrán, era yucateca. Muy joven partió a Estados Unidos para estudiar Artes Visuales. Como tenía limitaciones económicas, “trabajaba desde las siete de la mañana hasta las 15 horas” y en la tarde estaba en la escuela hasta las diez de la noche. Llegó al diseño y al arte por necesidad, pues pensaba en estudiar psiquiatría: “leo más de siquiatría que de diseño”, confiesa, pues “soy obsesivo-compulsivo, perfeccionista” y muy sensible a los problemas sociales.

            Sobre su primer contacto con la UAM, señala que en 1975, en su calidad de artista plástico lo invitaron al Festival Cervantino para participar en una exposición colectiva de arte cubano, además de que impartió cursos en varias instituciones, entre ellas la UAM Xochimilco en donde tuvo entre sus alumnos a Rafael Guillén, quien se supone es el subcomandante Marcos, vocero en ocasiones del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Recibió ofertas de varias universidades y del INBA, pero se inclinó por la Metropolitana, decisión en la que tuvo influencia la maestra Teresa Ocejo, docente de la División de CyAD, pues esta universidad pública “iba empezando y tenía planes de estudios muy interesantes”.

            Así, se incorporó a la plantilla de profesores en donde ha desarrollado una labor fecunda y, a la par, acopió un importante archivo de diseño gráfico internacional —que lleva su nombre e incluye donaciones de colegas de prestigio—, mismo que donó a la UAM. Hace unos años, informa, se contaba con la galería Artis, ubicada en el edificio G, en donde se montaban exposiciones, pero se mudó por la remodelación que se realizó en ese inmueble y no la han devuelto, deplora.

            La conversación apunta hacia el diseño y enfático menciona: es una disciplina muy importante, está prácticamente en todo lo que nos rodea: “es como una extensión de lo que tenemos”. En la actualidad hay una tendencia que se orienta más en llamar la atención sin detenerse en el uso de los recursos o la ética y que pretende vender productos o, “en el contexto del proceso electoral en el que nos hayamos inmersos, a los candidatos”. Por el contrario, asegura, mi interés se centra en que el diseño sea más eficiente. Respecto a las ofertas tentadoras, acota, “nunca las he aceptado para alentar un consumismo banal”.

            Prueba de ello, subraya, es que en la actualidad asesora una tesis sobre diabetes mellitus entre niños y adolescentes, donde se propone que por medio de folletos y carteles con fines educativos se hagan los esfuerzos necesarios para prevenir y frenar esa enfermedad. Es un trabajo apremiante para alertar a la gente sobre el consumo de la comida chatarra y los refrescos, productos que van en contra de las disposiciones sanitarias. “Para mí es más importante ayudar a conservar la salud y frenar las enfermedades, que los premios”.

Los planes de estudios se deben revisar constantemente

Al dar una visión general sobre el diseño, los diseñadores y los planes de estudios de esa disciplina, puntualiza que los especialistas en el tema requieren tener una visión amplia y contar con un conocimiento más allá de lo ofrecido en la licenciatura. Resalta la necesidad de dar mayor preparación a los profesores para que enseñen las materias con “un sentido más práctico”, mientras que los profesionales, “deben tomarse muy en serio su trabajo”, esforzarse en sus creaciones.

            Sobre la actualización de los planes de estudios recalca que esto se debe hacer constantemente pues hay que hacer mejoras de continuo, “no hay de otra, es una asignatura pendiente en la División de CyAD”. Adelanta que está preparando una encuesta a nivel nacional, como un sondeo, para explorar varios temas, por ejemplo, sobre la propia definición del diseño y su papel social, las materias que consideran hay que incluir y las que deberían dejarse de lado, y en torno a la relación entre la teoría y la práctica. Durante la plática subraya también la falta de constancia y responsabilidad en los alumnos, lo que impacta en su formación. Los estudiantes necesitan estar convencidos de la carrera que escogieron pues de otra manera se desaprovechan recursos, enfatizó.

            Sobre el tema de la renovación de poderes en su natal Cuba —en donde Raúl Castro pasó la estafeta a Miguel Díaz-Canel como presidente de esa nación—, recordó las afrentas que sufrió y ha sufrido La Habana en poco más de medio siglo —como el bloqueo económico por parte de Estados Unidos—, y destacó los avances en educación y medicina. Sin embargo, no deja de lado los errores que se han cometido pues la gente es falible. Fiel a sus principios, cuestiona al capitalismo, que nunca será respuesta a la situación de la gente pues se centra en la acumulación de dinero, lo cual, asegura, conduce a la corrupción a niveles elevados.

            Al preguntarle a este profesor de sencillez distintiva y memoria lúcida si se siente satisfecho de lo logrado —siendo integrante destacado de sociedades de diseño internacional, con dos doctorados honoris causa —, responde que lo único que le molesta es su dolencia de la columna vertebral. “Practico un método que te hace sufrir, pero es para siempre aspirar a más”.

            Sobre su carrera docente dice: “Trato de aportar lo más que pueda”; como artista y profesional, “trato de hacer un arte sano”. Sus preocupaciones siguen rondando en torno a las injusticias que abundan en todo el mundo, como en el caso de Palestina e Israel, en donde los judíos han despojado de su territorio a los palestinos, los han arrinconado.

Publicado en Notas Preliminares Aleph | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

El corredor cultural Roma-Condesa y la Plaza de San Jacinto, espacios urbanos creativos

POR MARÍA GUADALUPE SALAZAR MONDRAGÓN Y JUAN MANUEL TIRADO JUÁREZ

¿Qué es la Economía naranja? El concepto fue acuñado por primera vez por Felipe Buitrago Restrepo, exconsultor de la División de Asuntos Culturales, Solidaridad y Creatividad del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien —junto con Iván Duque Márquez— en el libro La economía naranja. Una oportunidad infinita, explica que “el naranja, cuyos pigmentos se usaban desde el antiguo Egipto para adornar la tumba de los faraones, es el color por excelencia para la cultura, la creatividad y la identidad”, motivo por el cual decidieron denominar Economía naranja a la riqueza generada a partir del talento, la herencia y el patrimonio cultural.

            Este concepto abarca también la conectividad, la propiedad intelectual, las artes visuales, plásticas y escénicas; la música, la danza, la gastronomía, los medios de comunicación, la publicidad, el diseño gráfico e industrial, y cualquier otro rubro relacionado con la generación de productos cuyos fines sean creativos y culturales.

            En lo que se refiere a la arquitectura, la idea derivó en lo que se denomina “Ciudad creativa”, que alude a espacios recuperados donde se pretende congregar a las comunidades alrededor de un proyecto común de desarrollo social y de economía sostenible, que logre convertir dicho espacio en un lugar para vivir, trabajar y divertirse.

            Por la importancia del concepto, en el Seminario de Urbanismo Internacional 2018 (SUI) —que este año llegó a su edición número 14— se desarrolló el tema Ciudad creativa y de innovación: acciones sostenibles de la economía naranja en la nueva agenda urbana, organizado por el Área de Arquitectura y Urbanismo Internacional del Departamento de Evaluación del Diseño en el Tiempo en la División de CyAD de la UAM Azcapotzalco, y la Red de Urbanismo Internacional URBANINT.

            En la conferencia inaugural La economía naranja. Perspectivas para un desarrollo sustentable, Bernhard Müller y Paulina Schiappacasse, del Instituto de Desarrollo Regional y Urbanismo, en Dresden, Alemania, dieron ejemplos de lo que en ese país se relaciona arquitectónicamente con la llamada economía naranja.

            Según argumentó el arquitecto Müller, el concepto está relacionado con una vida urbana orientada a la disposición de espacios sustentables con actividades como la cultura, el entretenimiento, el turismo, las artes, el diseño, los medios y las creaciones funcionales que pueden ser un factor estratégico de progreso y bienestar basado en el talento, la propiedad intelectual, la conectividad y el patrimonio cultural.

          “Para ello es necesario procurar ciudades en las que —de manera muy efectiva— confluyan las tres ´T´ planteadas por doctor Richard Florida (experto en geografía y crecimiento económico, conocido por su trabajo en el desarrollo del concepto de ‘clase creativa’ y sus ramificaciones en regeneración urbana): talento, tecnología y tolerancia”.

           En su oportunidad, la doctora Schiappacasse refirió que los proyectos relacionados con la creatividad, la cultura y la innovación fomentan nuevos estilos y mejor calidad de vida, por lo que juegan un rol importante para el desarrollo. Como un caso de simbiosis entre cultura e industria, mencionó a la automotriz Volkswagen, en Dresde, cuyas instalaciones se adecuaron para ser, fuera del horario laboral, un foro de conciertos acústicamente cuidado.

            En la Ciudad de México, algunos lugares que se acercan a esta idea de zonas urbanas creativas son: el corredor cultural Roma-Condesa y la Plaza de San Jacinto en San Ángel. Urbanistas y arquitectos tienen el reto de la recuperación de espacios para estos fines, apuntó.

            Cabe destacar que el SUI se ha convertido en referente mundial respecto al análisis especializado de tendencias en el urbanismo contemporáneo; esto dio pie a que se realizara una réplica en Cartagena de Indias y en Barranquilla, ambas en Colombia, y propició la creación de la URBANINT, red internacional formada por académicos y especialistas de la arquitectura y el urbanismo para la investigación y divulgación del conocimiento y tendencias globales en esos sectores.

            Al término de esta edición, se realizó una extensión del seminario en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), a manera de proyecto piloto.

Vincent van Gogh. Terraza de café por la noche (1888)

Ciudades creativas marcan la agenda urbana a nivel mundial

Desde mediados de la década de los años ochenta del siglo pasado, diversos especialistas empezaron a trabajar en torno a conceptos como “Ciudad creativa” y “Economía naranja” orientados a la renovación y la planeación de las urbes en donde se concentra la creatividad humana, pues estimaron es una fuente de riqueza económica y propicia a la dinamización de las transformaciones urbanas. Sin embargo en su momento tuvieron cuestionamientos, pues se dijo que de alguna manera fomentaban el aislamiento, la fragmentación y la desigualdad social. No obstante, en épocas más remotas se tenía en gran estima a metrópolis como Atenas, una ciudad en donde la creatividad estimulaba la economía, la cultura y la organización social.

                          Las nociones de los teóricos de aquella década, a pesar de sus detractores empezaron a plasmarse en un movimiento a escala mundial que, de cierta manera, “refleja un paradigma de planificación de las nuevas ciudades”, apuntó la maestra Erika Magri Gaviria, decana de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de San Buenaventura, Colombia, durante su participación en este Seminario llevado a cabo en el museo Franz Mayer.

                          Indicó que las ciudades creativas hacen posible la comunicación y la discusión entre los ciudadanos y los poderes públicos para que de manera colectiva se defina el modelo de urbe que desean; con ese fin, es necesario que los propios habitantes sean formados de manera creativa desde las escuelas, ya que en ese ambiente fecundo surgen los proyectos innovadores que derraman sus beneficios entre todos sus integrantes. Destacó que hay estudiosos que advierten el surgimiento de “una nueva clase trabajadora”, la creativa, que si no encuentra en su ámbito cercano las condiciones para desplegar su inventiva emigra a regiones o urbes en donde ésta se impulse.

                          Más adelante subrayó que en el 2002, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura creó la Red UNESCO de Ciudades Creativas para enlazar a las urbes que tienen alguna o varias de las siete tradiciones creativas: la literatura, el cine, la música, las artes populares, el diseño, el arte digital y la gastronomía, con la intención de incentivar su desarrollo económico y social. Por medio de ese enlace comparten “conocimientos, experiencias y habilidades directivas y tecnología”. En la actualidad, la Red tiene 180 integrantes distribuidos en 72 países. Entre esas ciudades señaló a Dunedin, en Nueva Zelanda; Praga, en la República Checa y a Melbourne, en Australia. Esa urbe australiana —que impulsa la literatura— fue considerada en el año 2011 como “la mejor ciudad del mundo para vivir”. Respecto a las que fomentan el cine, mencionó a Sidney, Australia y Bradford, Inglaterra; en cuestiones de diseño, a Buenos Aires, en Argentina, a Montreal, Canadá, a Nagoya, en Japón y a Shangai, China, entre otras.

                          También aludió a la noción de las ciudades creativas digitales, en donde la extensión urbana se ha remozado para dotar de “un espacio ideal a las personas” y de un escenario moderno e interconectado para favorecer la creatividad y el talento. En este apartado ubicó a la capital jalisciense, Guadalajara, una urbe en donde se concentran industrias como productoras de cine, de televisión, de video juegos, de animación digital y de medios interactivos, en donde además se crean aplicaciones móviles, en específico en una zona aledaña al parque Morelos.

                          Las ciudades creativas digitales, continuó, han sido pensadas “como un ecosistema”, en donde existen las condiciones adecuadas para “crear y compartir el conocimiento”, además que apuntan —en el caso de México— a fortalecer su posición dentro del rubro de la economía a través de la generación de más fuentes de empleo y de mejor calidad. En esa dirección, continuó, se espera se materialice la construcción de un “clúster” de empresas creativas que impulsen el desarrollo, generen miles de empleos y, de manera alterna, a nivel metropolitano sirva para regenerar el centro histórico de la perla tapatía.

                          En su ponencia Serena del mar. La ciudad soñada de Cartagena de Indias, mostró los avances de un proyecto iniciado en 2015 y que abarca mil hectáreas situadas al norte de esa ciudad colombiana, que cuenta con playas, campo de golf, zona militar, trazado de senderos peatonales y para la circulación de bicicletas. En esa iniciativa, impulsada por empresarios locales e internacionales, se toma en cuenta la protección de la naturaleza y la dotación de servicios a la población.

                          Al norte de Italia se encuentra la ciudad de Turín, que hasta hace unos años era uno de los polos industriales de mayor pujanza en ese país, pues alojaba —entre otros— al sector automotriz, que durante décadas ha dado relieve a la producción de autos a escala mundial, incluso se le conocía como la capital del auto italiano. Sin embargo, desde el 2004 esa zona empezó a dejar su vocación fabril para ir adoptando un perfil cultural, comentó el maestro Alejandro Hurtado Farfán, de la División de CyAD de la UAM-A, en la exposición titulada Economía naranja en Turín. Cambio de paradigma: de la industria a la cultura.

                          Refirió que la economía creativa se nutre con el talento de la gente, pero también con la identidad y la cultura que se desarrollan en las urbes y que se plasman en ideas que se concretan en la producción de bienes y servicios. En Turín —en donde realizó estudios de maestría en la Escuela Politécnica— se impulsaron proyectos entre la municipalidad y diversas casas de estudios para empujar cambios, como el observado en los antiguos parques industriales donde ahora se hacen ferias de libros o culturales, que también realizan en las pistas donde probaban los famosos autos Fiat.

                          Recientemente, ilustró, se emprendió el proyecto Torino Metrópoli 2025, la ciudad de las oportunidades, orientado a fomentar la innovación y el desarrollo para hacer de ella una metrópoli “eficiente, acogedora y sostenible”, que permita impulsar proyectos de vida o de negocios y facilite la permanencia, y el crecimiento y establecimiento de empresas.

                          En aquella ciudad se han reforzado las políticas para atraer al turismo —es la segunda ciudad italiana después de Roma en ese rubro—, por lo que promueve sus atracciones mediante inversiones enfocadas a cuestiones recreativas y culturales. Señaló que se realizan actividades al aire libre: deportivas, gastronómicas y artísticas, aunque también se han esforzado en promover desde la escuela el aprecio por su ciudad, la solidaridad y los valores.

                          En esta ocasión, el Seminario de Urbanismo Internacional ha sido claro en “cómo la identificación de conceptos y actividades se refleja en cuestiones espaciales en las ciudades”, apuntó el doctor Sergio Padilla Galicia, especialista del grupo de investigación Arquitectura y Urbanismo Internacional y uno de los pilares del SUI.

                          La reunión de expertos de diversas partes de México, América latina y Europa, con sus aportaciones, ayuda a perfilar “las acciones en cuestiones espaciales-territoriales que se puedan implementar en políticas públicas”, y así definan “estrategias urbanísticas para nuestra ciudad”. En la jornada final, recalcó a aleph que en América Latina ya se han impulsado proyectos orientados hacia las ciudades creativas y la economía naranja, pero, en su opinión, en el caso de nuestro país la transformación avanza de manera más lenta y existen esfuerzos aislados, como serían los casos de Morelia, Michoacán, y el de Guadalajara, Jalisco, apuntado líneas arriba. En los tiempos electorales en curso, apuntó, sólo —y de manera muy somera— Margarita Zavala ha expresado algunas ideas sobre el concepto de la economía naranja.

                          México ha sido un referente por su importancia en el impulso a los foros de cine, música, y exposiciones; ese reconocimiento mundial, reflexionó, habría que “conceptualizarlo como una estrategia de desarrollo y, en particular, “también con sus implicaciones con el urbanismo, con nuestra ciudad”.

                          En el debate entre los candidatos a gobernar esta ciudad, realizado hace unas semanas, consideró que la discusión se centró en temas que preocupan a la gente, como la violencia o la corrupción, pero el abordaje de puntos centrales para la metrópoli y el urbanismo fue rezagado, al igual que el análisis de la gestión pública o de las partes programáticas de la gestión. En este contexto, subrayó, los esfuerzos de la UAM y del grupo de expertos que organizó el seminario marcan un derrotero, señalan “los temas prioritarios, cuestiones de desarrollo que son fundamentales” para abordar, desde “nuestra disciplina, que son el urbanismo y la arquitectura”, concluyó.

                         En esta capital existen algunas muestras de lo que sería un barrio o distritos creativos, uno es el corredor formado por las colonias Roma y Condesa, en donde se han alojado despachos de arquitectos, galerías de arte, restaurantes, “que incentivan y mejoran la zona”, pero que también tienen repercusiones sociales pues, aunado a la gentrificación que se da en el lugar —remoción de los espacios que cambian su imagen original pero que acarrea la elevación del costo de la vida en él—, provoca el desplazamiento de la población originaria. Otro sería el caso de la zona en donde se ubica el museo Soumaya, en donde “a partir de un elemento cultural se dinamiza toda una área”. Ese espacio está en la colonia Granada; ahí se construyeron —desde hace unos lustros— plazas comerciales y centros recreativos donde anteriormente había fábricas, comentó con este medio la maestra Elizabeth Dorantes, adscrita al Departamento de Evaluación del Diseño en el Tiempo, de la División de CyAD y coorganizadora del Seminario.

Galería de fotos:

Fotógrafo: Jorge Darío Perea Juárez

Publicado en Notas Preliminares Aleph | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El uso de Internet puede ser barrera para el pensamiento crítico: María Dulce de Mattos Álvarez

  • Los fundadores, a 43 años

POR ISELA GUERRERO OSORIO

Soy de origen brasileño, socióloga de profesión y maestra en Ciencias Sociales. En 1972, gracias a una beca me fui un año a Holanda a estudiar un diplomado. Ahí conocí a mi esposo mexicano y llegamos a este país en 1974. En julio de ese año, me invitaron a formar parte de una comisión asesora del primer rector de la UAM Azcapotzalco, la cual se encargaría de la elaboración de los primeros programas y planes de estudio de esta Universidad.

Recuerdo que mi jefe, Salazar, era medio loco, en el buen sentido. En la oficina, nos daba clases de música por las noches después de la jornada laboral y el rector pasaba y escuchaba; se llevaba las manos a la cabeza y reía a carcajadas. A veces, esas clases se continuaban en mi casa.

Un día, un profesor extranjero —de nombre Jean Pierre— me dijo: “Dulce, ¿ya viste que estamos en el periódico?” El artículo se titulaba: El nido molido de las ratas rojas, y decía que la UAM había contratado a puros rojos, exiliados comunistas, como profesores. Éramos como 14 en ese entonces. Yo fui la segunda extranjera, después de Violeta Gaftoi.

Me acuerdo que comenzamos nuestro trabajo en unas instalaciones en El Rosario, en lo que hoy es la Normal de Maestros en el Parque Tezozómoc; poco después, nuestro jefe, el doctor Salazar, nos invitó a que lo acompañáramos a conocer el terreno donde se construiría la Unidad y llegamos aquí, a la colonia Reynosa. En ese entonces —como buena brasileña no integrada aún a México—, no me explicaba cómo se iba inaugurar una Universidad en un campo desierto ¡todo esto eran puros llanos!, pues se planeaba iniciar clases en noviembre y estábamos en el mes de julio. Me preguntaba: “¿Cómo le harán éstos mexicanos para lograrlo?”

Y en efecto, en noviembre, ¡estaba el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, primer rector general de la UAM —entre vacas, olores de campo, de rastro y de pan Bimbo (donde ahora está la Arena Ciudad de México, estaba el matadero de la ciudad)—, inaugurando en la Plaza Roja! Fue emocionante, la Universidad Autónoma Metropolitana ¡había comenzado!

Evidentemente comenzaron las peripecias. Su lema es Casa abierta al tiempo, muy poético, y nosotros decíamos que la UAM-A era la Casa abierta al viento, por los aires tan fuertes que se soltaban. Una vez, estaba dando clase cuando ¡se cayó una de las paredes del salón! Todos corrimos para salvar la vida (dice entre risas). ¡Imagínese! Pero no pasó a mayores, afortunadamente. Se cree que el causante del derrumbe fue una ráfaga de aire invernal.

Hemos vivido muchas situaciones interesantes. Como mi esposo también es fundador, tuvo como alumna a la hija de José López Portillo y, como ella entraba con guaruras a la Universidad, era todo un espectáculo verla por los pasillos y en los salones de clase. Varios de esos guaruras fueron mis alumnos, pues regresaron a cursar una licenciatura.

Con la crisis de los 80, muchos maestros se fueron. Era la época de los pobresores y del cambio en la composición del alumnado. Asimismo, muchos exalumnos se incorporaron a la docencia.

En una ocasión, uno se acercó —daba clase en los primeros trimestres — y me dijo: “Maestra, perdone usted. Soy albañil de oficio y no tengo los conocimientos básicos para poder resolver este examen; pero si repruebo no podré seguir estudiando y mi sueño es dejar de ser lo que ahora soy. ¡Ayúdeme con la calificación!”

Le contesté que el darle la oportunidad de pasar ese trimestre lo llevaría a enfrentarse en los siguientes con una situación más complicada, con compañeros que desde siempre habían leído y que eran estudiantes de tiempo completo, por lo que, mínimo, tendría que esforzarse al triple. Se comprometió a hacerlo y, mucho tiempo después, me buscó para decirme que se iría al extranjero becado para estudiar una maestría, pero que no se podía ir sin agradecerme el apoyo que le había brindado y que lo marcó para toda su vida. Este hecho completó mi realización.

Creo que, en la actualidad, un factor importante es el proceso de la tecnologización, que brinda más herramientas a los estudiantes pero no desarrolla el pensamiento crítico y creativo, que es vital. Les pido a mis alumnos que entiendan, que expliquen, que contextualicen, pero hoy día ya no saben pensar porque todo lo retoman textual del Internet. Hay que buscar el equilibrio en el conocimiento.

La UAM-A nos ha dado para vivir, aquí he hecho mi mejor papel en la vida. En Brasil me tocó abrir una Secretaría de Gobierno y una Facultad y en México, la Universidad. Ahora me da un poco de tristeza y frustración porque la UAM se burocratizó y se ha deformado el proyecto con el que surgió, lo que me deja un mal sabor de boca.

Pero siempre pienso en el renacer. Llegará el momento en el que esto cambiará, y ese proceso tecnológico tendrá que encontrar el equilibrio que permitirá que los resultados del aprendizaje sean mejores.

Publicado en Notas Preliminares Aleph | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Una silla robotizada para cuadrapléjicos, desarrollo de especialistas de la UAM-A

  • Próximamente se instalará un aula de innovación con impresora 3-D

POR MARÍA GUADALUPE SALAZAR MONDRAGÓN

El proyecto de una silla robotizada para personas cuadrapléjicas —que pronto se dará a conocer como una creación cien por ciento desarrollada por investigadores de la UAM Azcapotzalco— es la excusa para seguir impulsando que alumnos de las áreas de diseño gráfico e industrial y de las ingenierías en electrónica, física, computación y mecánica se unan en proyectos comunes de creación y aplicación científica.

            A decir del maestro en ciencias José Alfredo Estrada, quien dirige el Laboratorio de Robótica y Electrónica en la UAM (LabRE) de la División de CBI, el reto a enfrentar por el grupo de investigadores y profesores que han incursionado en temas de robótica de manera aislada, es desarrollar proyectos multidisciplinarios que puedan resultar en mejores propuestas de alcance social, como en el caso arriba mencionado.

Profesor José Alfredo Estrada

            Por el momento, la silla —para la cual se diseñaron y manufacturaron piezas en una impresora 3D— está en la última fase de pruebas y se conectará a una diadema de sensores por los se podrán dar las indicaciones de movimiento a través de un programa integrado que se desarrolló en el mismo laboratorio, y contará con un mecanismo manual para quienes puedan manipularla con las manos.

            El prototipo fue diseñado para transitar por superficies irregulares como arena, grava o pasto e, incluso, subir escalones de hasta 12 centímetros de altura sin necesidad de ser asistido por un tercero.

          Los académicos que conforman el equipo de este proyecto denominado Sistema de transporte móvil con control autónomo para pacientes con tetraplejia, son: José Francisco Cosme Aceves, José Alfredo Estrada Soto, María Antonieta García Galván, Gerardo Marcel Reyna Obregón y Víctor Gonzalo Rodríguez Tapia.

Importantes los talleres de robótica educativa para niños

            En la UAM se han desarrollado también robots humanoides y una araña robótica que puede ayudar a salvar personas en zonas de desastres, abundó el maestro Estrada Soto. Respecto al tiempo de desarrollo de los proyectos, apuntó que tan solo la programación de cada robot se realiza aproximadamente en un año.

            Por su parte, uno de los pioneros de la robótica en la Unidad, el doctor Víctor Noé Tapia Vargas, comentó que fue con el apoyo de las autoridades y de otros profesores del Departamento de Electrónica que se logró inaugurar el LabRE, con programación de robots, carreras de vehículos y juegos de zumo entre autómatas. Esto también se hizo con la intención de implantar la cultura del robot en la UAM Azcapotzalco y con la idea de crear prototipos diseñados exclusivamente en esta institución académica.

Profesor Víctor Noé Tapia Vargas

            Al respecto, Estrada Soto informó que lo primero que se creó en ese laboratorio fue un servomotor y luego se empezaron a realizar diversos motores de diferente voltaje y tipo. Los especialistas decidieron que el enfoque de los prototipos fuera constructivo y no destructivo, e iniciaron con competencias y concursos, primero cerrados a la comunidad de la Unidad y posteriormente lo hicieron extensivo a toda la UAM. Los desafíos se realizaron del 2002 al 2007, con una participación cada vez más nutrida.

            Como la Robótica es una parte de la Mecatrónica, en la interacción de proyectos comunes entre diversas disciplinas complementarias, los investigadores de esta área han creado un brazo programado con Arduino (plataforma de programación para manejo robótico), dispositivo que permite esperar a que en un futuro se podrán diseñar prótesis con el apoyo de una impresora 3D.

            Otra innovación surgida en el laboratorio es el robot Pakal, con el que se logró trascender en el Lunabotics Mining Competition 2012, certamen organizado por la NASA y que se realizó en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, Estados Unidos, donde concursaron 58 proyectos y el equipo nacional conquistó el doceavo sitio.

            Pakal fue construido por siete profesores y 15 estudiantes de las carreras de Ingeniería Electrónica, Mecánica, Industrial y Sistemas Computacionales de la UAM-A, y representó a México frente a centros universitarios de Bangladesh, Canadá, Colombia, India, Rumania, Corea del Sur y Estados Unidos. Ahora se construyen también juguetes para niños y se imparten talleres de Robótica educativa con legos para infantes de diversas edades. Actualmente, en el LabRE se encuentran varios robots comerciales y algunos realizados en universidades extranjeras así como diferentes modelos de drones, con el objetivo de que los alumnos conozcan las posibilidades creativas que pueden desarrollar a partir de esos aparatos.

          A corto plazo, el doctor Raúl Miranda, de la misma área, está por instalar un aula de innovación y desarrollo tecnológico en la que habrá una máquina de control numérico y una impresora 3D, con la que se realizarán componentes originales para los robots.

            A futuro, se espera crear un Club de Robótica para que los alumnos diseñen prototipos altamente competitivos que puedan participar en concursos de androides y así estar en condiciones de seguir respondiendo a las demandas de las industrias, lo que ya se ha realizado a través del área de Vinculación. “No hay límites para lo que se puede desarrollar en la Universidad si se trabaja en equipo” coincidieron los académicos Estrada Soto y Rodríguez Tapia.

Publicado en Notas Preliminares Aleph | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario