En promedio, una persona utiliza 90 litros de agua para bañarse


  • El 73 por ciento del consumo diario de agua en una casa se da en el cuarto de baño
  • Alumnos de Diseño Industrial presentaron proyectos ecológicos

POR JUAN MANUEL TIRADO JUÁREZ

En la Ciudad de México —según datos del censo más reciente— habitan más de 9 millones de habitantes y cada uno destina, en promedio, 90 litros de agua para bañarse; si ese número de personas se ducha a diario, se estarían usando cerca de 800 millones de litros de ese preciado líquido, además de que en los hogares se usa el agua para cocinar, asear la casa y en el inodoro. Según algunas estimaciones, en el baño se emplea el 73 por ciento, en la cocina el 19 y en otros usos el restante 8 por ciento. Pero en el aseo personal es en donde se centra el mayor porcentaje, en la ducha, lavabo e inodoro.

Preocupados por esta situación en una urbe cada vez con mayor crecimiento poblacional y la consecuente demanda de agua, un grupo de estudiantes desarrolló el proyecto terminal Diseño de sistema para ahorro en uso de agua en el baño, incorporado al curso Desarrollo Integral de Productos, que se imparte en los últimos tres trimestres de la licenciatura en Diseño Industrial. David Macías Romero, Karen Paulina Téllez Islas, Osvaldo Daniel Tapia Hernández y Jesús Martínez Ceja observaron las nuevas tendencias en materia ecológica para viviendas y desarrollaron un proyecto que incluye una instalación que permite reciclar y conducir el agua residual de la ducha hacia un tanque que alimente el inodoro. De esa manera también buscan generar las bases para crear y fortalecer una cultura de uso, aprovechamiento y cuidado del agua en las casas habitación. Durante este año se dieron a la tarea de implementar dicho sistema para que resulte atractivo y sencillo de emplear a los usuarios.

Durante la presentación de los proyectos del curso final de la carrera de Diseño Industrial, acto organizado por el maestro Fernando Schultz Morales, explicaron brevemente en qué consiste su iniciativa: el sistema de aseo personal incluye una regadera automatizada con una dosificación que incluye periodos que van de los dos a los cuatro minutos, con temperaturas estables; en tanto, en el piso de la ducha se tiene una plataforma que capta y filtra el agua empleada. Una vez en el captador, el agua se filtra y bombea silenciosamente al depósito que surte al inodoro que estaría colocado encima del sanitario, así podría funcionar con dos modalidades de alimentación: una, funcionaría con agua filtrada y reciclada, y la otra, con el líquido surtido a través de la tubería normal. Su propuesta ofrece un sistema atractivo de fácil ensamblaje, que de manera sencilla permite reciclar el agua “sin afectar el confort de los usuarios” y posibilitaría ahorros considerables. Los estudiantes buscan que el aseo sea más breve y se aproveche eficientemente el líquido.

Además de este proyecto, en dicho acto se presentó el diseño de un aparato deshumidificador, a cargo de Laura Andrea Aguilar Ruiz, Emma Laura Cortés Alva y Rebecca Lugo Martínez, que por su tamaño compacto permite colocarlo en cualquier tipo de hogar. Si bien subrayaron que esta urbe no es muy húmeda, sí hay inmuebles o habitaciones afectados por ese fenómeno, lo que puede ser dañino para la salud, además de perjudicar el patrimonio de las personas. Su propuesta —que tiene un bajo costo energético y ecológico y que utiliza materiales novedosos y baratos, como el cloruro de calcio, el carbón activado y la grolita— consiste en hacer pasar el aire a través de los filtros elaborados con los componentes mencionados para que en éstos se contenga la humedad y se expulse aire seco para obtener el proceso de deshumidificación.

En las pruebas realizadas comprobaron que este aparato —con un motor potente pero de bajo consumo energético— redujo notoriamente los niveles de humedad. El sistema incluye un sensor con diversos indicadores que, cuando detecta humedad considerable, se enciende automáticamente; funcionará “sólo cuando sea necesario”.

Durante la jornada se presentaron dos proyectos de iluminación: el de Ricardo Navarro Leija y Moisés Alejandro de los Santos Ávila, titulado Diseño de sistema generador de energía con uso de agua, una alternativa ecológica para ambientar espacios dentro de los hogares. Consiste en una lámpara que enciende debido a la energía proporcionada por el agua contenida dentro de la misma; el líquido mueve una pequeña turbina que alimenta un generador de electricidad, el cual, por medio de cables, enciende los leds. El cuerpo está perfectamente sellado para evitar filtraciones.

La otra iniciativa, Diseño de sistema de iluminación con uso de tecnología biofotovoltáica o Luciérnaga, proyecto de Linda Guadalupe Conde Galicia, Elizama Delgado Carmona y Brenda Susana Martínez Solórzano, también está dirigida a iluminar interiores. Como fuente principal de energía utiliza la tierra contenida en recipientes, en cuyo interior hay una serie de cables que se conectan a pequeños focos led.

Asimismo, Daniel Isaac Gómez Saldaña y Daniela Miranda Reyes, explicaron su Diseño de sistema de iluminación por reflexión solar. La idea es iluminar las habitaciones de manera natural, sustentable y sin costo, mediante el uso de materiales reflejantes que se pueden instalar en cualquier habitación citadina o rural. Consideraron que implica una sola inversión: el artefacto, de forma piramidal, está construido con acrílico y aluminio ionizado e incluye un tubo reflector de aluminio, además de estar sellado con materiales plásticos para impedir que se filtre el agua. El producto se coloca en donde decida el usuario acorde con sus necesidades, pues tiene adaptadores para poder ser instalado en techos de distintas inclinaciones y para manipular el porcentaje de difusión solar. La idea, resaltaron, es que se logren ahorros considerables a través de una propuesta sustentable.

Las alumnas Ana Patricia García Muñoz, Ana Karen Reyes García y Andrea García Páez, trabajaron en el proyecto Diseño de un sistema de ducha en hotel para ahorro de agua.

Para la realización de esos proyectos los estudiantes contaron con el apoyo de profesores e instancias de diversas Divisiones a fin de incorporar controles electrónicos a través de la plataforma Arduino y realizar hacer experimentos en el Laboratorio de Bioclimática.

El diseño industrial responde a necesidades humanas

Desde hace 41 años —prácticamente desde que ingresó la primera generación de alumnos a la carrera de Diseño Industrial— se implementó el curso Desarrollo Integral de Productos, mediante el cual los estudiantes proponen proyectos elaborados durante los últimos tres trimestres de la carrera. Ese lapso, aunque puede parecer corto, permite que éstos sean gestados, probados y replanteados, para que finalmente se concreten y sirvan de punto de partida para que los jóvenes se percaten de que a lo largo de su trayectoria profesional se enfrentarán a la elaboración de nuevas propuestas.

Ese curso, apuntó su coordinador, el maestro Fernando Schultz Morales, es de gran valía para los educandos. Expuso que los integrantes de los equipos asimilan que el diseñador industrial es un experto en la creación de productos necesarios en la cotidianeidad, con lo que vinculan “los modos de vida a la ciencia y la tecnología”, y no son meros hacedores de objetos. Ante los alumnos y padres de familia que estuvieron en la presentación de los proyectos, Shultz Morales resaltó que durante los tres trimestres en que se desarrolló el curso en cuestión, los estudiantes aprendieron a escuchar y pensar, a analizar los fundamentos de la existencia de los objetos y las necesidades de los seres humanos, proceso en el cual la innovación, la creatividad, la imaginación, la viabilidad y la eficiencia se conjugan con las necesidades a resolver.

Aseguró que el diseñador industrial toma en cuenta lo que no se ve, lo que hay detrás de los productos, y para ello se dota de herramientas teóricas y conceptuales. Los alumnos transformaron principios básicos en productos que evidentemente pueden servir de punta de lanza para perfilar otras ideas en el futuro, puntualizó. “Estamos formando profesionales competentes que no dependerán de una sola idea”. Las propuestas estuvieron orientadas a resolver problemas bajo la temática del diseño de tecnologías de alta innovación aplicadas a la ecología en una vivienda.

Anuncios

Acerca de alephUAM_A

Sección de Información y Divulgación, UAM Acapotzalco
Esta entrada fue publicada en Notas Preliminares Aleph y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s