Las mascotas y el sismo


Un perro recuperándose del impacto del terremoto, en la UAM-A

Entre las mascotas rescatadas de entre los escombros hubo una tortuga, un loro, dos gatos y varios perros. Cada vez que los rescatistas sacaban a una de estas mascotas, la felicidad permeaba entre quienes presenciaban el hecho, lo que deja ver que la vida animal es tan valorada como la humana, además de subrayar que los animales de compañía han pasado a ser esenciales en la cotidianeidad de muchas familias. Por ello, es importante saber cómo se comportan ante un terremoto y sus secuelas.

En el boletín publicado por la Agencia de Noticias Conacyt el pasado 21 de septiembre, la doctora Claudia Edwards Patiño —especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de la organización Humane Society International— subraya las capacidades de sensibilidad que tienen los animales ante cierto tipo de ondas, por lo que se ha pensado que son capaces de predecir sismos aunque no se conoce exactamente el mecanismo por el cual esto sucede. Ante esa situación, algunas mascotas pueden ponerse nerviosas y otras no reaccionar, “pues tienen mucha confianza en que están bajo el cuidado de un humano”.

Mascotas rescatadas de los escombros. http://www.caras.com.mx

Algunos pueden presentar crisis nerviosas y cuadros de ansiedad o angustia posteriores a desastres, agregó, como en Juchitán, donde la científica participó en labores de rescate. Se ha identificado que tras el sismo, los animales están en mal estado psicológico, indicó. “Están muy nerviosos, se les está cayendo el pelo por el estrés, tienen gastritis y reacciones de pánico ante sonidos fuertes pues a algunos los sacaron de entre los escombros, y les cayeron encima bardas”. También se han dado este tipo de casos en la Ciudad de México. Por ello, recomienda un plan familiar de emergencia en el que se tome en cuenta a los animales de compañía y su sensibilidad como seres vivos.

En el caso de las mascotas extraviadas, el perder su rutina —figura de apego— aunado a su soledad, les crea situaciones críticas en su comportamiento. La entrevistada citó sus experiencias en Juchitán, un sitio con muchos animales de compañía y en situación de

Recomendable tener un plan familiar que incluya a las mascotas ante los desastres

calle: cuando —como consecuencia de un terremoto— perros no sociables escapan a las calles, “pueden presentarse percances como mordidas hacia personas o hacia otros animales. También hemos atendido animales lastimados, fracturados, con problemas respiratorios, además de que casi todos tienen conjuntivitis, estornudan mucho y tienen problemas en la piel, como pulgas o garrapatas”.

De acuerdo al boletín del Conacyt, la organización Humane Society International trabaja de la mano con el Centro Nacional de Prevención de Desastres y Protección Civil para poder hacer planes a escala mayor, tomando en cuenta, en primer lugar, la ayuda humanitaria y, posteriormente, la ayuda animal.

Edwards Patiño indicó que los animales no deben ser recompensados mediante premios o caricias durante sus episodios de temor y nervios, pues continuarán ese comportamiento para recibir más atención. Lo correcto es ignorar el miedo y premiar la calma para así tener animales tranquilos, dijo la entrevistada por la agencia informativa mencionada.

Anuncios

Acerca de alephUAM_A

Sección de Información y Divulgación, UAM Acapotzalco
Esta entrada fue publicada en Notas Preliminares Aleph y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s