Lejos de lo que la mayoría pudiera pensar, la música y las matemáticas se entrelazan


  • Se imparten clases de guitarra y violín para alumnos de la División de CBI

  • El arte sonoro los vuelve más alegres y con mejores aspiraciones

POR JUAN MANUEL TIRADO JUÁREZ

A partir del trimestre en curso, el maestro Nicolás Reyes Ayala, ingeniero en electrónica, impulsó que se abriera el Taller de Violín y Guitarra, como una unidad de enseñanza-aprendizaje del tronco transdisciplinar de CBI, con determinado número de créditos. Una de las intenciones, explicó en entrevista el profesor de la UAM Azcapotzalco, es brindar una formación complementaria a la incluida en el plan de estudios de las ingenierías, que resulte atractiva y amplíe el abanico de conocimiento.

Recuerda que hace tiempo ofreció el curso Música para ingenieros, en el cual identificaron tópicos relacionados con la ingeniería pero que se vinculan con la música. Entre los temas que se abordaron estuvieron: la física de los instrumentos musicales, cómo se fabrican los instrumentos electroacústicos o se registra la música grabada; las frecuencias de diversos instrumentos musicales, los formatos de archivos para procesar música, así como una mirada a los programas de computación empleados en la edición de la información sonora. Asimismo, dio clases introductorias de ejecución de algunos instrumentos. El temario fue del interés de los alumnos de Ingeniería electrónica, de Computación, y de Física. Estos últimos, por su formación, mostraron mayores conocimientos de los diversos tópicos.

Posteriormente, abrió un segundo curso que ya tuvo mayor orientación hacia el citado arte y a la enseñanza de algún instrumento, pero, por cuestiones operativas, ya no se pudo continuar con esa labor. Sin embargo, subrayó, la insistencia de los alumnos en que se volviera a abrir el taller hizo que lo reactivara de manera teórica y práctica. La idea inicial era ofrecer sólo el de práctica de violín pero, ante la gran demanda -incluso hubo solicitantes que no alcanzaron lugar-, se incluyó el de guitarra.

Uno de los principales objetivos del Taller es instar a los alumnos a desarrollar su cultura musical y que emprendan los primeros pasos en el aprendizaje de alguno de esos dos instrumentos musicales. La idea, asegura, no es hacer de ellos unos concertistas o músicos profesionales sino que se inicien en la práctica de un instrumento, y quienes ya cuenten con conocimientos, los ahonden y puedan adentrarse en la lectura o escritura de partituras.

Los ejercicios prácticos —que les ayudan a potenciar sus habilidades— están basados en materiales que se puede conseguir legalmente en Internet, o en los desarrollados por el profesor para los cursos que imparte.

Reyes Ayala, quien proviene de una familia de músicos, estudió esta disciplina artística en la Escuela de Iniciación Artística de Bellas Artes del Estado de México, en el Sindicato de Músicos, y con profesores particulares. Para este profesor —quien en un momento se enfrentó a la disyuntiva de elegir entre dedicarse a la música o a la ingeniería—, el arte sonoro “cambia un poquito la personalidad de los alumnos, no son los mismos después de tomar el curso. Se vuelven más alegres y sus aspiraciones crecen. La música les abre nuevos panoramas”, reflexiona.

Contrario a lo que muchos pudieran pensar, el profesor enfatiza que la música no es ajena a los ingenieros, pues las matemáticas son una de las principales materias que sustentan el quehacer de esos profesionales y que se entrelaza con el citado arte. Los sonidos se organizan en el tiempo para formar estructuras con ciertos patrones que producen el efecto del ritmo; esos acentos y sus distintas duraciones son susceptibles de interpretarse matemáticamente, explica. A los alumnos de música al inicio se les dificulta “ver cuánto dura un compás”. Los compases, abundó, se expresan como quebrados, “es como sumar quebrados”; en tanto, continuó, las relaciones de frecuencia entre las notas son relaciones entre enteros. Estos conceptos son fundamentales para la estructura de las escalas y los acordes, conceptos musicales “con fundamentos matemáticos”.

Esos principios, ejemplificó, se usan para programar las computadoras en la creación de obras musicales, con base en procedimientos que utilizan el cálculo o el azar, estos últimos “con características matemáticas bien definidas, parámetros y estadísticas”. Alimentado esos programas, además de construir una obra musical, se puede analizar otra buscando sus estructuras y la construcción de sus frases, explica. Mucha gente que estudia música, evidentemente, no estudió matemáticas de manera formal pero, al desarrollarse en ese campo artístico, las emplea. Cuando compone o toca un instrumento, la estructura de las matemáticas surge, existe una conexión, asegura el profesor. Por lo tanto, entender los conceptos relacionados con la música no es lejano para los ingenieros o los físicos.

Consciente de que un trimestre es poco tiempo para dominar un instrumento, máxime con la carga de trabajo que tienen los estudiantes de CBI, Reyes Ayala subraya que aun cuando no tienen ninguna experiencia en tocar el violín o la guitarra, al final pueden llegar a tocar “algo decente y presentarlo ante público”. Para quienes tienen experiencia previa, aprenden a trabajar en grupo, a “atacar obras más complejas” y a realizar mejores ejecuciones. “Es un pequeño empujón para tomar vuelo”.

El especialista reconoce que durante el curso se recurre a obras clásicas, pero en el recital de fin de curso también se interpretan obras contemporáneas a las cuales hace arreglos simplificados, y los alumnos escogen lo que van a interpretar. Satisfecho por esa labor —que incluye el conseguir instrumentos, atriles y partituras para los estudiantes—, manifiesta que esa actividad aligera las complejas tareas que acompañan su quehacer docente. Al igual que a los alumnos, “me enriquece el panorama, abre el círculo al que se tiene acceso en CBI, además de que cambia el ritmo de trabajo, que es muy demandante”, finalizó.

Anuncios

Acerca de alephUAM_A

Sección de Información y Divulgación, UAM Acapotzalco
Esta entrada fue publicada en Notas Preliminares Aleph y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s