Medios al servicio del imperialismo presentan al Che Guevara como un sicópata


  • Para conmemorar el cincuenta aniversario de su asesinato se presentó una exposición de carteles

  • La muestra recorrerá diversas ciudades del mundo

POR JUAN MANUEL TIRADO JUÁREZ

En el 2017 se cumplieron aniversarios de diversos hechos históricos de gran relevancia, entre estos, el 150 de la publicación de El capital, de Carlos Marx; los centenarios de la Constitución Mexicana y de la Revolución Rusa, y el 50 de la muerte de Ernesto Guevara de la Serna (Rosario, Argentina 1928-Higueras, Bolivia 1967). Para conmemorar al guerrillero —que formó parte central de la Revolución Cubana, con un punto de partida en México donde se conocieron el médico Fidel Castro Ruz y su colega argentino (de allí en adelante conocido como “El Che”), quien luego viajó a África y Bolivia para empujar movimientos libertarios—, Félix Beltrán Concepción, artista y profesor distinguido de la UAM, propuso a la jefa del Departamento de Investigación y Conocimiento para el Diseño, de la División de CyAD, la diseñadora de la Comunicación Gráfica Dulce Castro Val, convocar a 50 cartelistas, diseñadores y artistas, uno por cada año de su partida.

            La idea, refirió Castro Val, era reunir a ese grupo formado por expertos de diversos países para revalorar la imagen y la presencia del Che Guevara, cuya efigie es una de las más reproducidas de la historia reciente y más conocidas en el planeta, principalmente la célebre fotografía tomada por Alex Korda. Durante la inauguración de las Jornadas en Homenaje 50 Che, exposición internacional de carteles montada en la biblioteca de la citada Unidad, la jefa departamental resaltó la pertinencia de hacer ese homenaje para “reflexionar en torno a él” y verlo desde el campo del diseño.

            A lo largo de los años, consideró, se ha reproducido la mítica fotografía de Korda por todo el mundo, pero también se ha tratado de vaciar su valía y singularidad para convertirlo en una mera efigie. Incluso, se ha llegado al extremo de consideran al Che no por sus aportes a la Revolución Cubana ni por su estatura histórica, sino por ser quien posa en “la fotografía mejor tomada de la historia”, aludiendo a la que le tomó Oliviero Toscani, quien trabaja en campañas de la firma Benetton (polémicas, la mayoría). Por la estatura de Guevara de la Serna —a cinco décadas de su asesinato en Bolivia—, se empezó a tejer las redes con 50 artistas y diseñadores de diversas latitudes, a través de una convocatoria lanzada por la Bienal Internacional del Cartel (BIC) con sede en esta capital, por su titular, Xavier Bermúdez.

La intención, resaltó, era hacer un homenaje por medio de carteles, “uno de los elementos que tal vez representa con más fuerza la trascendencia de la comunicación” y, que a la vez, “ha estado ligado a movimientos sociales”. Se giraron las invitaciones a los creadores, quienes aceptaron participar en este muestrario pues reconocen la valía del personaje, lo cual se hace evidente en aquellos carteles que incluyen textos del ideario del guerrillero. La iniciativa fue bien recibida y apoyada por la embajada cubana en México, a través de su consejero cultural, el poeta Waldo Leyva.

            En breve, aseguró, se publicará un catálogo y se llevará la muestra a diversas ciudades mexicanas y del extranjero, aunque todavía hay que afinar los lugares y las fechas para ese recorrido, pero ya se ha avanzado en las pláticas para que llegue a España, Cuba, Bolivia y a la Perla Tapatía, en Jalisco. Los participantes de la exposición son originarios de México, Argentina, Brasil, Canadá, Cuba, Francia, Italia, Inglaterra y Portugal, entre otros.

            En la exposición —que pudo disfrutar la comunidad universitaria hasta mediados de diciembre del año pasado en el vestíbulo de la biblioteca— se pudieron apreciar obras del colombiano Gabriel García Barcha, hijo del escritor Gabriel García Marqués; del argentino Juan Shakespear, de raigambre en el diseño de su país, así como de Giovanni Vanucci, Burton Kramer y Óscar Pamio, referentes, de España, Canadá e Italia, respectivamente; además del arte de Pekka Loiri, de Finlandia, y del chileno Alejandro “Mono” González, quien jugó un papel relevante para el diseño de su país durante el gobierno del doctor Salvador Allende.

            Piezas del estadunidense George Lois, del activista social Chaz Maviyane-Davies, de Armando Milani, uno de los pilares del diseño italiano; del húngaro István Orosz, de Félix Beltrán, Dulce Castro Val, Germán Montalvo, Xavier Bermúdez y Arnulfo Aquino, también integraron esa muestra.

            En el acto inaugural, Félix Beltrán recordó que en los albores del gobierno revolucionario cubano le propuso al Che Guevara —entonces al frente de la Industria Ligera— diversas medidas para innovar procesos industriales para que la isla pudiera sortear el bloqueo económico que la acosaba. El guerrillero, con el puro en la mano pese a ser asmático, accedió a sus propuestas, pero éstas no pudieron concretarse pues partió rumbo a África para cumplir con otros menesteres.

            Por su parte, el poeta Waldo Leyva, agregado cultural de la embajada cubana en México, subrayó el entusiasmo y adherencia a la propuesta del homenaje gráfico al Che, que se suma a la exposición que se presenta en el Antiguo Colegio de San Ildefonso de la UNAM, en donde se traza parte de la trayectoria del comandante durante su incursión en el continente africano, informó. Lejos de las manifestaciones que han tratado de restar importancia a su quehacer, destacó que, por su desempeño, el Che es modelo de integridad y consecuencia, “no pedía nada que no fuera capaz de hacer. No pienso que usan su imagen y la vacían (en la publicidad) sino que su figura, empleada y multiplicada, es una señal de que sigue presente. Quienes vean su estampa y no sepan de quién se trata, algún día lo averiguarán”.

            Ello cobra relevancia pues a través de medios al servicio del imperialismo se ha desatado una campaña para vulnerar la esencia del guerrillero libertario y solidario para tratar de presentarlo como un psicópata, intentado desdibujar su grandeza y el que fuese un guía para “hombres y mujeres de nuestra América”. Cuando fue asesinado en Bolivia en 1967, en “realidad lo que hicieron fue ponerlo a vivir definitivamente para la humanidad”, concluyó.

            Los carteles expuestos muestran la emblemática figura del Che con su boina, las llamas que encienden la revolución, o el estetoscopio del médico que salió de Argentina para participar en la lucha de la humanidad por alcanzar un destino libertario y justo. Su presencia sigue brillando pese a los esfuerzos de los poderosos por ocultarla en la oscuridad.

            Para musicalizar la velada, el cantautor cubano Manuel Argudín interpretó canciones de su inspiración y de sus compatriotas Noel Nicola y Pablo Milanés, quien, dijo, compuso una de las canciones “más hermosas que se le han escrito al Che”. Para cerrar su presentación, ante una audiencia emocionada entonó la clásica Hasta siempre, comandante, escrita por Carlos Puebla en 1965, que —se dice— fue un respuesta a la carta de despedida de Guevara al salir de Cuba y que “se convirtió en un ícono” tras su muerte. “Aquí se queda la clara, la entrañable transparencia de tu querida presencia, comandante Che Guevara. ¡Hasta siempre, comandante!”, cantaron a coro los presentes.

Galería de fotos:

Fotógrafo: Jorge Darío Perea Juárez

Anuncios

Acerca de alephUAM_A

Sección de Información y Divulgación, UAM Acapotzalco
Esta entrada fue publicada en Notas Preliminares Aleph y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s