Según estimaciones internacionales, la corrupción en el país representa cerca del 10 por ciento del PIB: Carmen Aristegui


  • Ante los enormes desafíos que se presentan, los universitarios deben reflexionar y actuar

POR JUAN MANUEL TIRADO JUÁREZ

El año en curso está marcado por las elecciones para elegir presidente de la república y gobernadores de algunos estados, entre otros cargos de elección popular, que se realizarán en el verano. Por el número de puestos y curules en juego se estima que serán de las más grandes y competidas en la historia de México. Ese recambio en el ámbito político ocurrirá en nuestro país en el marco del 50 aniversario de la matanza de Tlatelolco que, de cierta manera, abrió las puertas para que se ventilara la vida nacional, que apenas alcanzaba a tomar una incipiente bocanada de aire democrático a través de un movimiento impulsado por jóvenes universitarios.

El proceso electoral se da en un país convulso y envuelto en una espiral de violencia, en donde recientemente se aprobó una Ley de Seguridad Interior que el primer mandatario, Enrique Peña Nieto, envío al Congreso, una ley con tintes represivos, “pinochetistas”, que se aprobó rápidamente para contender con las eventuales protestas que se pudieran dar, precisamente, por un cerrado o cuestionado resultado de las elecciones en puerta. Pareciera que “hay un grado de intención de retener el poder como sea”, señaló la periodista Carmen Aristegui, durante la Conferencia Magistral Metropolitana México 2018, la encrucijada, dictada en la biblioteca de la UAM Azcapotzalco.

Pese a la oposición de voces destacadas y especialistas, tanto nacionales como internacionales, la ley fue aprobada sin importar el costo político. Una vez promulgada, Peña Nieto, de manera “insólita”, puso en manos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación la decisión de determinar si es o no constitucional. “Como sociedad estamos ante un problema, pues se piensa en retener el poder a costa de lo que sea y aun en emplear al ejército frente a una sociedad que puede estar movilizada”.

            Durante su exposición, la comunicadora hizo una radiografía de los más importantes temas que están en la agenda mexicana. Mencionó, por ejemplo, que mientras que en varios países del continente se han emprendido investigaciones sobre presuntos actos de corrupción en donde han resultado encarcelados presidentes y actores políticos de primer nivel por abusos de poder o robo al erario, en nuestra nación los señalamientos vertidos a través de la prensa no han ido más allá, no pasan de ser “escándalos periodísticos”, y el estado no avanza de manera decidida para atacar de fondo la situación.

            Así lo demuestran las evidencias sobre las corruptelas más recientes —sobre los sobornos otorgados por la empresa Odebrecht—, que hasta ahora no han pasado a mayores. Respecto a los ex gobernadores priistas Javier Duarte de Ochoa, en Veracruz, y Roberto Borge, en Quintana Roo, si bien están tras las rejas, al parecer los casos han sido mal estructurados e incluso se han adelgazados los cargos, lo que deja traslucir la posibilidad de la existencia de pactos políticos entre esos personajes y el gobierno federal, señaló. Otro es el caso del enfrentamiento del gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral, quien ha avanzado para averiguar los malos manejos de su antecesor, César Duarte, prófugo en Estados Unidos. Aparentemente, ha encontrado los hilos que condujeron dinero hacia las campañas del PRI, que van de la Secretaría de Hacienda federal al anterior gobierno de Chihuahua.

            Por haber empezado a seguir esa madeja, dijo, Hacienda decidió no dar 900 millones de pesos a la administración de Corral. Éste denunció la situación y además exigió que el gobierno federal extradite a César Duarte. Resultará interesante ver cómo se resuelve la situación, pues Corral ha seguido la pista que lo ha llevado también hasta el priista Manlio Fabio Beltrones, aseguró la periodista.

            Para la titular del espacio Aristegui Noticias, ese caso emblemático evidencia que junto a la realidad formal —en donde las elecciones se disputan en la arena política con un árbitro, el Instituto Nacional Electoral— hay otra paralela marcada por recursos que se mueven al margen, ya sea a través de las tarjetas Monex, en su momento a través de Pemex, por apoyos al estilo de los Amigos de Fox, y el citado caso de Chihuahua. Ello, aunado al desaseo que se apreció en las elecciones de Coahuila y el Estado de México el año pasado, pinta un escenario complicado para el 2018, pues, entre otros asuntos, el tribunal electoral que calificó esos procesos —inclinado a favorecer al PRI— será el encargado de vigilar y validar los del verano próximo, subrayó.

            Ante ese panorama los ciudadanos tendrán que participar y expresarse masivamente con su voto en las urnas, estar alertas y mantenerse informados. El abstencionismo y la sociedad desmovilizada e indiferente favorecen a quienes desean que las cosas permanezcan como están, remarcó: “No hay recetas” de lo haya que hacerse; “la sociedad mexicana tiene que hacerse cargo de su rol fundamental en un momento como éste. Una sociedad ausente propicia más abuso, más atraco, más latrocinio”.

            Más adelante, destacó la creciente criminalidad que azota al país desde hace algunos años, en donde los propios organismos oficiales —como el Sistema Nacional de Seguridad Pública— anunciaron que el 2017 ha sido el más violento de la historia reciente pues se contabilizaron más de 29 mil homicidios dolosos, número al que se le puede aumentar los ocurridos en los años anteriores que arrojan cifras de escándalo. Aunado a eso, la periodista egresada de la UNAM señaló las desapariciones que ocurren cotidianamente en el territorio nacional y que suman también decenas de miles.

            “A cada momento desaparecen jóvenes como ustedes”, señaló, “como los que están en la explanada viendo la transmisión de la conferencia”. Las fuerzas del estado mexicano han sido señaladas por haber actuado, presuntamente, con violencia inaudita ante personas, delincuentes o no, y de haberlas prácticamente ejecutado sin más, como lo ejemplifica lo sucedido en Tlatlaya, en el Estado de México, en Apatzingán o en Tanhuato, Michoacán.

            También hizo alusión a la corrupción generalizada, aquella que va desde el ciudadano común que da una mordida a un policía hasta la de grandes dimensiones. Según estimaciones internacionales se considera que la corrupción en nuestro país representa cerca del 10 por ciento del producto interno bruto (PIB).

            Otro de los desafíos que no se ha podido remontar y que —en sentido contrario— se agudiza, es el de la creciente pobreza que impacta a más de la mitad de los hogares mexicanos, fenómeno que tiene una contraparte contradictoria, “pues aquí se encuentra uno de los hombres más ricos del planeta. Hay una polarización brutal, pues 10 personas concentran tanta riqueza como el 50 por ciento de la población más pobre del país”.

            Ante ese panorama sumamente complicado, la analista de la cadena CNN y articulista del diario Reforma, subrayó que la sociedad necesita “construir una ruta”. Los universitarios tienen “una gran responsabilidad”; no cabe decir “yo me dedico a estudiar” y con pasar las materias es suficiente, “hay que aportar más”, comprometerse y tomar decisiones.

            Cincuenta años después, en memoria de los jóvenes del 68 mexicano, hay que recuperar las motivaciones que los impulsaron, tener presente que los “jóvenes que quedaron muertos en Tlatelolco” estuvieron empujando para lograr un cambio. Esta Universidad es resultado de muchas cosas, “pero en buena medida es producto de las personas” que pugnaron por “tener un sueño democrático”.

            Hacia el final de su intervención, destacó el papel que juegan la comunicación y la libertad de expresión, que no se vea con indiferencia el asesinato de periodistas ni los actos de censura. Enfatizó el papel de la educación, “una sociedad democrática cruza necesariamente por las aulas”. De salida, Carmen Aristegui envió un saludo a la comunidad a través de aleph: “Les mando un abrazo. Me voy con el entusiasmo de ver a un grupo de universitarios interesados en lo que está pasando en nuestro país”.

            Al inicio de la conferencia, el doctor Eduardo Peñalosa Castro, rector general de la UAM, subrayó que el ciclo de conferencias magistrales, organizado para celebrar el 45 aniversario de esta Universidad, representa una oportunidad para propiciar encuentros de nuestra comunidad con algunas de las personalidades más influyentes en los distintos ámbitos de la sociedad. El significado de recibir a Carmen Aristegui, puntualizó, es fundamental para esta universidad que tiene un papel destacado como institución educativa que difunde y preserva la cultura, incluida la cultura de la libertades como la de la expresión, responsable y sustentada. Aseguró a este medio que la exposición de Aristegui fue excelente, pues ilustró una serie de puntos con mucha claridad y muchos datos.

            Para el maestro José Reveles, presentador de la periodista, la numerosa concurrencia adentro y afuera de la biblioteca rebasó las expectativas. Es un honor, resaltó, contar con esta oficiante plena, incansable y comprometida con la libertad de expresión que, pese a persecuciones en su contra, demuestra día a día que es posible ejercer un periodismo libre, ético, profesional, alternativo, con críticas fundamentadas sobre la realidad del país. Ella “ejerce un periodismo necesario e indispensable” en un país vulnerado por la violencia que proviene desde diversos ámbitos, incluido el político, y acosado por la corrupción.

            Para la doctora Norma Rondero López, secretaria de la Unidad, la visita de Carmen Aristegui, resultó un privilegio: es una “invitada espectacular y entrañable”, y quien trazó con gran certeza los temas que abordó en la conferencia, señaló a aleph.

Galería de fotos:

Fotógrafo: Jorge Darío Perea Juárez

Anuncios

Acerca de alephUAM_A

Sección de Información y Divulgación, UAM Acapotzalco
Esta entrada fue publicada en Notas Preliminares Aleph y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s