Expone la Galería del Tiempo diversas facetas de Robert Engelking James


  • Presenta dibujos, pinturas, esculturas, proyectos arquitectónicos y fotografías

POR JUAN MANUEL TIRADO JUÁREZ

Hace unos días, la Galería del Tiempo de esta Unidad abrió sus puertas a la muestra Robert Engelking James. Pintura, Arquitectura, Escultura, Diseño, en la cual se exhiben algunos de sus trabajos realizados en 1940 y en el periodo 1970-1980, que corresponden a dos etapas de su producción. Para dar la bienvenida a los visitantes, el doctor Segismundo Engelking Keeling, profesor adscrito al Departamento de Medio Ambiente, de la División de Ciencias y Artes para el Diseño, subrayó que su padre —nacido en San Antonio, Texas— llegó a México en los años 40 del siglo pasado, para estudiar en la Academia de San Carlos.

Se dice, apuntó, que Engelking James fue el primer becario de la UNAM en el área de la Arquitectura, en donde empezó a perfilar su quehacer profesional. Durante los primeros años de su estadía conoció a los principales artistas de la época: los pintores Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros y, posteriormente, a connotados arquitectos como Mario Pani —quien diseñó la Ciudad Universitaria— y al impulsor y primer rector de la UAM, Pedro Ramírez Vázquez, con quienes entabló relaciones personales y profesionales.

Durante una entrevista sostenida con este medio, abundó que Engelking James fue uno de los primeros, si no el inicial, que en 1942 introdujo en sus obras la técnica de la pistola de aire para hacer sombreados y trazos.

El dominio alcanzado en sus trabajos a mano y el contacto con los principales representantes del muralismo mexicano lo fueron conduciendo hacia la pintura y el dibujo, en donde se puede atestiguar su solvencia en el manejo de las líneas. En esas obras, resaltó, se intuye la influencia de Siqueiros, de Rivera, de Orozco y, en algunas, se aprecia la de Pablo Picasso. Esa cercanía, esas discusiones entre la arquitectura y las artes plásticas eran usuales en aquellos años, pues se “tenía la idea de que esas disciplinas podían integrarse”.

Respecto a los planos y bocetos presentados en la muestra, destacó que todos fueron hechos a mano —a la usanza de entonces—; algunos, con la técnica de pistola de aire, pero en todos se puede ver la maestría de Engelking James. Entre las obras expuestas se encuentran los bocetos del proyecto del fraccionamiento Nueve hoyos en el cielo, de un par de clubes de golf, fotografías de interiores y exteriores del inmueble que alberga a la Asociación Nacional de Actores, en la céntrica colonia San Rafael, y de algunas residencias, cines, además de un teatro prefabricado. Otra de las facetas que se expone es la de los dibujos, la mayoría realizados a finales de la década de 1970 e inicios de los 80. Está expuesto Reparando al robot, en donde un hombre manipula sus herramientas para componer a una robot, obra que rebosa erotismo, al igual que Escenas de guerra, en donde junto a los tanques y los rifles manejados por soldados se ven cuerpos femeninos desnudos que también masacran a sus contendientes. En Paloma de la Paz, un ave vuela sobre la ciudad que empieza a ser manchada por el humo que sale de una enorme chimenea; en la década de los 70, puntualizó, la contaminación ambiental fue un rubro que le preocupó porque ya mostraba sus estragos en las grandes capitales del mundo, incluida la nuestra. En Batalla entre el bien y el mal, un hombre se muestra en esa disyuntiva en medio de una ciudad en la cual no pareciera haber diferencias entre ambos extremos.

Engelking James también realizó proyectos para vitrales, diseño de sillas de madera y palma, y de otros muebles. En su faceta editorial se puede apreciar un ejemplar del libro Götterdämmerung, Sigismund Engelking, cuya portada está ilustrada con su pintura Cristo expulsando a los mercaderes.

De su quehacer como pintor se seleccionaron trabajos realizados a principios de la década de los cuarenta, en los que se aprecian las influencias del muralismo mexicano. En Too many people se observan varias parejas bailando hacinadas, apretujándose y contoneándose eróticamente; La cita proyecta a una pareja sentada en un sillón y apresurando sus bebidas, con un perro como testigo de su cercanía; Bañistas muestra lo que sucede en torno a una alberca, en donde hombres y mujeres se solazan tanto dentro como fuera del agua. En alusión a su quehacer arquitectónico, se puede apreciar Paisaje de Tlalpan, una calle de ese barrio con un mesón, y Albañiles en la madrugada, en donde cuerpos adormilados despiertan para iniciar su agotadora jornada.

Resultado de otras preocupaciones en mente y otras realidades del país en la década de los 80, Engelking James creó Paisaje americano —pieza incluida en la exposición—, en la cual plasmó un basurero ubicado junto al cuartel de policía, cuya fachada está adornada con anuncios de cigarros y de hidrocarburos. Cerca de allí, unos hombres violentan y atacan a dos mujeres. Al fondo, otros hombres pelean mientras perros callejeros copulan y corretean por el terreno.

Otra de las facetas que se presentan en la exposición está dedicada a la escultura con un par de piezas que aluden a Acuario y Aries, así como algunas fotografías de ceniceros. Asimismo, se presenta el título otorgado a Roberto Engelking James por la Sociedad de Arquitectos Mexicanos que lo acredita como uno de sus miembros, firmado por el presidente de esa agrupación, el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, fundador de la UAM.

En el acto, la Coordinadora de Extensión Universitaria, la Mtra. Bárbara Velarde Gutiérrez, destacó el orgullo de iniciar el año con una exposición de gran importancia para la historia arquitectónica y artística del país y que evidencia además el espíritu del profesor Segismundo Engelking quien en su labor cotidiana demuestra que es posible trabajar enlazando las tres funciones sustantivas de la Universidad: la docencia, la investigación y la preservación y difusión de la cultura. Finalmente invitó a los asistentes a ahondar sobre la obra asistiendo a los recorridos guiados que el responsable de la Galería del Tiempo, Carlos García Gómez, ofrece a la comunidad.

En el acto inaugural, García Gómez hizo una breve semblanza del expositor, en la que señaló dos de las etapas que marcaron su trabajo y las reflexiones que lo guiaron en su etapa más madura, mismas que plasmó en su libro (arriba citado) en torno a la relación del hombre con la naturaleza y con sus semejantes, entre otros rubros. La producción museográfica estuvo a cargo del propio García Gómez y de José Cisneros.

Anuncios

Acerca de alephUAM_A

Sección de Información y Divulgación, UAM Acapotzalco
Esta entrada fue publicada en Notas Preliminares Aleph y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s