Ciencia multidisciplinaria con un componente bioético para el beneficio del paciente


  • Se impartió conferencia que relaciona la física con la medicina

POR JUAN MANUEL TIRADO JUÁREZ

En la actualidad, los profesionales relacionados con la ciencia física tienen buenas posibilidades de incorporarse en algunas de las diversas ramas de la salud. Esa integración les permite interrelacionarse con otros especialistas de diversos ámbitos, lo que les abre las puertas para que se adentren en temas como dosimetría, radiología y medicina nuclear, entre otras, subrayó el maestro Juan Francisco Nava Aguirre, egresado de la licenciatura en Ingeniería Física de la UAM Azcapotzalco, durante la conferencia La física en Medicina. ¿Futuro profesional? Retos y realidades.

            Uno de los puntos centrales para entender la participación de los expertos en física en la medicina, tiene que ver con que los signos y síntomas del cuerpo son el reflejo de lo que está ocurriendo a nivel molecular. Los médicos se acercan a los físicos para que los auxilien en la realización de estudios especializados, por ejemplo, la toma de rayos x —que requiere tener la potencia y precisión adecuada para generar imágenes de calidad—; en la seguridad radiológica, que implica el manejo y la aplicación adecuados de materiales radioactivos; en la dosimetría, útil para aplicar los medicamentos a los pacientes en la cantidad exacta indicada por los médicos, y en lo relacionado con la medicina nuclear. La física médica, explicó, es “la aplicación de los métodos y herramientas de la física para cuidar y preservar la salud humana”.

            Si bien desde hace tiempo los físicos han estado colaborando en áreas como la radioncología y la radioterapia, poco a poco se han especializado en otras áreas, al grado de que, desde hace poco más de diez años, la Organización Internacional del Trabajo los considera como físico-médicos, pues han sido capacitados y educados para aplicar los conocimientos de su disciplina en la medicina, aseguró. En el terreno de la radioterapia, indicó, mantienen estrecha relación con médicos, enfermeras y con los técnicos e ingenieros que dan mantenimiento al equipo, aplican tratamientos contra el cáncer, y en medicina nuclear ayudan a la realización de pruebas diagnósticas, además de estar a cargo del manejo y cuidado de los materiales que se emplean en esos procedimientos.

Imagen: Átomos. http://www.vix.com

            Los físicos trabajan para obtener imágenes adecuadas y por ello es menester que se adentren en temas relacionados con el metabolismo, ya que cuando se hacen estudios a los pacientes les suministran reactivos para detectar la magnitud del eventual daño ocasionado por la enfermedad. Utilizan aparatos como el tomógrafo computarizado, que ayuda a revisar las partes del cuerpo sin ser invasivo.

            Respecto a la radioterapia, subrayó que en sí representa un avance de la física en el área de altas energías, pues se aceleran partículas para irradiar zonas corporales determinadas (las neoplasias). Cuando las células crecen de forma anormal, una opción para corregir la patología es aplicar radiaciones de manera precisa, con la intención de reducirlas y eliminarlas. En la aplicación de los haces es necesario seguir protocolos de seguridad y cumplir con el control de calidad para que las dosis sean las adecuadas, y como se señaló arriba, se apliquen en los lugares precisos, puntualizó Nava Aguirre. Para lograrlo, el tomógrafo se dirige en la dirección exacta a fin de no dañar tejidos sanos.

            El especialista, quien labora como auxiliar del encargado de Seguridad Radiológica del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), destacó que se hace ciencia multidisciplinaria con un componente bioético para el beneficio del paciente.

            Además de las labores enunciadas, los físicos se dan su tiempo para preparar a los nuevos profesionales que se van a incorporar a esas tareas en los hospitales, trabajan con los nuevos residentes para familiarizarlos con los equipos y con los procesos de trabajo, y dan capacitación a los médicos que se especializan en medicina nuclear.

            En el ámbito de la seguridad radiológica, refirió que éstos tienen una interrelación directa y constante con los organismos reguladores del sector salud, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, a fin de mantener el manejo adecuado y seguro de los materiales radioactivos y nucleares, además de cuidar que se utilicen para lo que está destinado.

            En su plática dirigida a los estudiantes de CBI, con base en su experiencia profesional enfatizó que entre las materias más útiles de la licenciatura en ingeniería física para incursionar en la medicina, están: física moderna, electromagnetismo, instrumentación, mediciones, electrónica y matemáticas que, en conjunto, proporcionan herramientas para desenvolverse con solvencia.

Imagen: Ciclotrón. http://www.medicalexpo.es

            Durante la conferencia organizada por los doctores Víctor Hugo Uc Rosas, Guadalupe Hernández Morales y Rodolfo Espíndola Heredia, adscritos al Departamento de Ciencias Básicas de la División de Ciencias Básicas e Ingeniería, dentro del ciclo La ciencia en tu universo, Nava Aguirre refirió que en el INER, si bien no se aplica radioterapia sí se hace radiodiagnóstico. En su experiencia de poco más de una década en este instituto, remarcó que ha tenido la oportunidad de trabajar con grupos multidisciplinarios, conocer áreas clínicas diversas, colaborar con médicos, radiólogos, enfermeras, investigadores en ciencias biomédicas, psicólogos, pedagogos e, incluso, con abogados.

            El maestro en Ciencias de la Salud por la Escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional, resaltó que los físicos “tienen buenas oportunidades de incorporarse al sector salud”, hay mucho trabajo en investigación; se pueden sumar a proyectos de bioinformática —para estudiar las redes neuronales—, de física biológica, biofísica, termodinámica, biomateriales y el estudio de las células.

            Finalmente, aseveró que la física es una carrera profesional atractiva, económicamente hablando: citó una encuesta del diario El Financiero en la que se asienta que es rentable y bien pagada y con poca demanda estudiantil, e inclusive señala que los ingenieros físicos tienen puestos de importancia en varios hospitales. Así que, con ese panorama, instó a los alumnos a considerar esa disciplina con su interacción en la medicina.

            Después de agradecer al ponente por su participación, el doctor Uc Rosas aprovechó para extender la invitación para asistir a las próximas sesiones, la cartelera está en la página electrónica divisional http://cbi.azc.uam.mx/.

Anuncios

Acerca de alephUAM_A

Sección de Información y Divulgación, UAM Acapotzalco
Esta entrada fue publicada en Notas Preliminares Aleph y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s