Estudiantes diseñan lavadora de ropa para personas con discapacidad motriz


  • Ganan segundo lugar en concurso de Daewoo Electronics

POR JUAN MANUEL TIRADO JUÁREZ

Un par de alumnos de la licenciatura en Diseño Industrial de la UAM Azcapotzalco, ganaron uno de los dos segundos lugares de la cuarta edición del Concurso Global 2017 Big Idea for Small, organizado por la firma coreana Dongbu Daewoo. Viridiana Licona Ruiz y Eduardo Jaime Herrera, con la asesoría de la profesora Areli García González, adscrita al Departamento de Medio Ambiente para el Diseño de la División de CyAD, obtuvieron ese reconocimiento por el proyecto Comely o Gentil, que consiste en una lavadora de ropa para personas con discapacidad motriz o que empleen silla de rueda para desplazarse.

El certamen organizado por esta empresa especializada en línea blanca y electrodomésticos —en el caso de México, ya que en otros países comercializan otros productos—, tuvo como consigna “El desarrollo de productos innovadores”, basados en el lema Conecting dream life, que se podría traducir como “conectando la vida de los sueños”. La convocatoria, dirigida a universitarios, se lanzó a mediados del año pasado y estableció una categoría única: Tecnología y diseño. Muchos estudiantes se inscribieron y personal de la citada empresa acudió a esta Unidad para, en su momento, ahondar en los pormenores del concurso.

“Se nos invitó a aportar ideas originales para nuevas líneas que en el futuro se pudieran fabricar”, recuerda Eduardo Jaime Herrera. “La firma coreana te permitía incursionar en cosas novedosas usando las herramientas que te proporcionan en la escuela. Conforme se desarrolló la propuesta, se logró un nivel profesional; la competencia te obliga a alcanzar un nivel de calidad que uno mismo no se esperaba”.

En entrevista con aleph explicaron que después de explorar diversas posibilidades, se decidieron por trabajar en una lavadora de ropa “que buscaba ser incluyente”, esto es, dirigida a gente que tuviera algún tipo de discapacidad motriz, y que por esa situación necesitara desplazarse con el apoyo de una silla de ruedas.

En el proceso de indagar más a fondo cómo abordar su idea, no sólo estaban encaminados a ganar el concurso sino también a tener “la satisfacción de hacer un producto” que, de llevarse a la industria, “nos hiciera sentir bien moralmente, ya que ayudaría a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad motriz”; en la actualidad, ese es un sector poco atendido por el mercado.

Revisaron minuciosamente el funcionamiento de esas máquinas y recurrieron a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), para constatar que su propuesta estuviera bien orientada a un sector que representaba un cierto porcentaje de la población.

Los ritmos y los plazos asentados en la convocatoria se empalmaban con las tareas del trimestre que cursaban, apuntaron los estudiantes. Eduardo Jaime aseguró que los trimestres en la UAM son intensivos y “te acostumbras a trabajar fuerte; por lo tanto, desarrollar el proyecto en tres meses ya no se sintió tan fuera de lugar”.

Participar en un concurso de esa clase, resumió, es como si estuvieras presentando un gran examen, “pones a prueba lo que has aprendido y empiezas a sentir cómo es la situación en el medio profesional. Esa experiencia nos dio la ventaja de ver cómo están las cosas en el campo laboral, además de percatarnos de nuestras fallas, de las herramientas que no supimos usar y de que hay que cumplir los plazos. Una vez obtenido uno de los dos segundos lugares del certamen, hemos regresado a los ritmos habituales de la escuela, pero ahora sabemos en qué queremos trabajar y lo que necesitamos mejorar para insertarnos en el ambiente laboral”.

En el trayecto previo a la conclusión del concurso, Daewoo anunció que un grupo de gerentes llegarían de su casa matriz de Corea del Sur, para dar asesoría a los proyectos que estaban en la recta final. Los especialistas les dieron tips sobre las cuestiones que podrían mejorar, acerca de los sistemas, los motores y el marketing, entre otros aspectos. Así, aplicaron esas indicaciones y “nos sorprendimos” de las mejorías logradas. Realmente “te sientes bien de que al egresar vas a poder decir: ese producto lo desarrollé en la UAM, es algo que me representa”.

Los dos alumnos de la UNAM que obtuvieron el primer lugar, ganaron un viaje a Seúl, Corea del Sur, y un premio en efectivo; los dos segundos lugares, recibieron cada uno, 80 mil pesos en efectivo, y los siete terceros lugares, 20 mil pesos cada equipo.

En algún momento se podría poner en práctica el proyecto de los alumnos de la UAM-A, aunque eso ya dependerá de la firma coreana. La maestra García González subrayó que la lavadora basada en la inclusión llamó la atención de la empresa y que la evaluará; más adelante, podrían implementar las ideas. Ese segundo lugar viene a confirmar que la UAM tiene una de las mejores escuelas de Diseño Industrial a nivel nacional, puntualizó.

Anuncios

Acerca de alephUAM_A

Sección de Información y Divulgación, UAM Acapotzalco
Esta entrada fue publicada en Notas Preliminares Aleph y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s