De inicio, la nueva Constitución de la Ciudad de México tiene un carácter antidemocrático


SR3A9160

La capital de México tendrá una Constitución propia. Con el objetivo de informar a la comunidad estudiantil sobre este tema, el Programa Alegatos, coordinado por el profesor Javier Huerta Jurado, realizó el Encuentro Universitario sobre la Constitución de la Ciudad de México.

SR3A9156El primer ponente fue el Maestro Bernardo Bátiz Vázquez —ex procurador General de Justicia del Distrito Federal durante la administración de Andrés Manuel López Obrador (2000-2006), colaborador del diario La Jornada y de la revista Alegatos, de la UAM-A—, quien señaló que los expresidentes Plutarco Elías Calles y Álvaro Obregón suprimieron los municipios para crear las delegaciones por temor a que los habitantes de la ciudad bloquearan las elecciones. “Ahora, en 2016, nuevamente los integrantes del poder le tienen miedo al voto de los ciudadanos”. Aseguró que los capitalinos están más informados y buscan hacen valer sus derechos, en comparación con lo que sucede en otras ciudades de la República Mexicana. Por eso, dijo el representante del partido Morena, los que están en el poder se adelantaron con 40 diputados designados por el Ejecutivo Federal y el gobierno de la Ciudad de México, que no responden a la soberanía popular.

Subrayó su esperanza de un cambio en el país; que éste llegue a ser verdaderamente democrático a través de las elecciones, el debate y la discusión. Puntualizó que a varios representantes de la Asamblea Constituyente les interesa que se respeten los derechos sociales ganados a la fecha, la reducción del 50 por ciento a los sueldos de altos funcionarios, magistrados y legisladores (sin bonos, ni privilegios o sobresueldos); un transporte público económico, ecológico y suficiente; la defensa del espacio público y que las multas no se conviertan en negocios privados, entre otras demandas para la Constitución capitalina. “No debemos dejar que los diputados gobiernen solos”.

SR3A9151Por su parte, el Ingeniero Javier Jiménez Espriú, ex director de la Facultad de Ingeniería de la UNAM (1978-1982), coincidió con el Doctor Bátiz en que los 40 elegidos por el Ejecutivo federal y el gobierno de la Ciudad de México hacen que esta norma tenga, de inicio, un carácter antidemocrático, por lo que es menester, dijo, implementar leyes que conduzcan a la transparencia y rendición de cuentas de todos los políticos. Manifestó su interés por establecer mecanismos de participación ciudadana, como la consulta popular y la revocación de mandato. Asimismo, se comprometió a garantizar que la nueva Constitución reglamente que el poder político se subordine al poder ciudadano.

SR3A9142Por parte de los académicos de Derecho de la UAM-Azcapotzalco, la Doctora Liliana Fort Chávez se refirió a la importancia de que la ciudadanía, a través de la información y la participación, tome la responsabilidad de decidir el rumbo de las acciones para la ciudad. Enfatizó que por medio de las redes sociales se convocaría a asambleas de manzana para informar sobre los problemas de servicios públicos, prediales y tala de árboles, entre otros. Señaló que se puede lograr una reeducación social: “No basta que los políticos tengan buenas intenciones, es la ciudadanía la que se debe organizar para controlar a las fuerzas del Estado que se han volcado en contra del pueblo mismo, y a la impunidad de las instancias públicas”.

Para el Licenciado Miguel Pérez López, Secretario Académico de CSH, la reforma que dio origen al estatuto para la nueva Constitución de la Ciudad de México presenta aspectos positivos y negativos. Lo positivo es que se aclarará el régimen político de la capital para ya no depender de la Asamblea Legislativa y del Congreso de la Unión. Las delegaciones se convertirán en alcaldías a cargo de un alcalde, y los cabildos, en un gobierno colegiado. El aspecto negativo tiene que ver con que la oportunidad histórica de tener una Asamblea Constituyente, “se ve frenada por una fórmula claramente antidemocrática”. Desde 1824, siempre se convocó a votaciones para elegir a todos los representantes en los Congresos Constituyentes y, ahora, se retrocede al régimen dictatorial con una Junta de Notables designados por el poder en turno, lo que es aberrante, enfatizó. Se viola el Artículo 39 Constitucional, que establece que todo poder público emana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. “Ahora, los partidos entran a la tómbola de 60 diputaciones de representación proporcional y no de mayoría relativa”, consideró el especialista constitucional. “Lo más vergonzoso”, dijo, es lo que aparece en el Artículo octavo transitorio del Decreto de Reformas: “Una vez aprobada la Constitución de la Ciudad de México, no podrá ser vetada por ninguna autoridad y será remitida de inmediato para que, sin más trámite, se publique en el Diario Oficial de la Federación y en la Gaceta Oficial del Distrito Federal”, por lo que, aseguró, la misma ley anuló el derecho al Referéndum, cuando otras naciones (Alemania, Italia), inclusive dictaduras (Chile con Pinochet), han sometido sus constituciones y reformas a éste.

ISELA GUERRERO OSORIO

Galería de fotos:

SR3A8512 SR3A8557 SR3A8562 SR3A9130 SR3A9155 SR3A9165

Fotógrafo: Jorge Darío Perea Juárez

Anuncios

Acerca de alephUAM_A

Sección de Información y Divulgación, UAM Acapotzalco
Esta entrada fue publicada en Notas Preliminares Aleph y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s